Beiras antepone el diseño del programa de En Marea a la elección de su candidato a los comicios gallegos

Califica de "suicida" una posición que no fuese la de impulsar a la coalición para los comicios gallegos

23.01.2016 | 21:02

El portavoz nacional de Anova y del grupo parlamentario de Alternativa Galega de Esquerda, Xosé Manuel Beiras, ha defendido la opción por la que finalmente se ha optado para constituirse en el Congreso de los Diputados por parte de la coalición de En Marea para evitar que unos diputados de la coalición pudiesen acabar en el Grupo Mixto y otros con el resto de Podemos. Lo ha hecho tras exponer los posibles escenarios que se daban ante el "atraco" de la Mesa del Congreso que anunciaba el rechazo al grupo propio, pese a que se "consiguieron los requisitos".

"Nos podíamos encontrar que, si nos mandaban al Mixto, los dos diputados de Podemos se fuesen a Podemos, y una diputada de Izquierda Unida se fuese a IU, o a donde quisiese; y eso en Galicia sería terrorífico", ha reconocido, en una entrevista concedida a Europa Press, Xosé Manuel Beiras, quien ha explicado que esta opción se podía dar porque, el acuerdo político recogía que la decisión final tenía que someterse a "plebiscito" de En Marea y no había "tiempo".

Beiras ha subrayado que no había "garantías" de que en el plazo de tres días comprometidos "verbalmente", los diputados no acabasen directamente en el Grupo Mixto, ya que, dijo, el "aparato del PSOE demostró no ser fiable" en el Congreso. "En el escenario de irse al Mixto, había riesgo de que, no Podemos, sino los diputados de En Marea que son de Podemos, se fuesen al grupo de Podemos. Acaba de pasar con los valencianos", ha evidenciado.

Al respecto, a la pregunta de que eso sería romper el acuerdo alcanzado, ha dicho: "Efectivamente. Y sería fatal". "Sí, pero estamos hablando de cómo era la dinámica política", ha contestado, a continuación, a que también los dos diputados de Podemos podrían optar por mantener el conjunto.

Al hilo de ello, y a la cuestión de que si los dos de Podemos se marchaban eran ellos los que rompían el pacto, ha explicado: "Entre el día de Reyes y el final de la semana no había tiempo a someterlo a plebiscito interno, por lo tanto, eso abría la puerta (les daba la libertad) a que los diputados de Podemos dijesen que no teníamos grupo y se rompía En Marea".

Así las cosas, Beiras ha reivindicado que "Anova apostó por mantener la unidad de En Marea y las alianzas con los catalanes y, a ser posible, con los valencianos, y con Podemos España"; y ha remarcado que el grupo confederal "fue la posición de Anova en En Marea". "Y eso facilitó que hubiese unidad", ha enfatizado, antes de considera que "claro" que su organización fue la más generosa en la negociación.

"El nacionalismo, y no sólo el nacionalismo, sino IU y Podemos lo asume; defiende que Galicia es una nación. No es reconocida, pero no deja de ser una nación. Nosotros conseguimos los requisitos para ser grupo parlamentario; se nos niega, pero no dejamos de serlo", ha zanjado.

Elecciones autonómicas

En la entrevista con Europa Press, el veterano político ha advertido de que sería "suicida" una posición que no fuese la de impulsar En Marea, con la "reformulación" que corresponda, para las elecciones autonómicas de este año.

No obstante, y preguntado por el planteamiento del secretario xeral de Podemos Galicia, Breogán Riobóo, de abrir el debate a concurrir en solitario, ha manifestado que es "un asunto interno de Podemos y, muy especialmente, de su actual secretario de Galicia". "Pero Pablo Iglesias le replicó públicamente, rotundamente, que Podemos apuesta por En Marea, tal y como fue configurada y reformulada para las elecciones gallegas. Y sabemos cuál es la estructura interna de Podemos ¿no?", ha apostillado refiriéndose, en este último caso, al "diseño orgánico" (vertical) de la formación morada.

Beiras ha advertido de que "sectores de Podemos que están diciendo esto, tuvieron una actitud análoga en el proceso de negociación para formular En Marea". "Fue una de las cuestiones que lo retrasó y por eso hubo que inscribirse como coalición", ha revelado, antes de incidir en que "prosperó aquello que el sentido común decía: *a ver quién es el guapo que rompe esto?".

En cuanto al futuro de En Marea y posibles incorporaciones, el dirigente nacionalista no ha pasado por alto que en las negociaciones para la configuración de En Marea "hubo actitudes obstruccionistas, sectarias y grupusculares", por lo que ha avisado de que lo que "no se puede aceptar es que vengan con posiciones y métodos de actuación del pasado que sean contradictorias", como, veladamente, se ha referido a los excompañeros ahora conformados en Cerna, entre otros.

La preparación de las autonómicas tiene que comenzar ya, a juicio de Xosé Manuel Beiras. "Pero lo primero es configurar un programa básico. De la misma manera que Anova, lo que hizo al final del verano, fue cambiar el guión de si era Podemos guión o guión Podemos, y que si había candidatos ya elegidos en primarias...", ha expuesto, para remarcar que entonces su formación defendió "ponerse de acuerdo en unos postulados políticos básicos, que fue el documento de Mazarelos".

Sobre su papel en el proceso

Sobre su papel en este proceso, ha anunciado que lo que quiere es "contribuir a la construcción de la alternativa de En Marea, en el sentido de la alternativa política y programática para la ciudadanía gallega". "Y eso es en lo que voy a contribuir formalmente. Y el resto, hay que tratarlo cuando llegue el momento, y no empezar a hablar de cosas que son prematuras", ha resuelto, a propósito de los candidatos.

Al hilo de otra pregunta en la línea de ese futuro, el veterano político que volvió en 2012 al Parlamento tras ocho años centrado de profundización en los movimientos sociales ha insistido en que "primero" hay que ver "los postulados básicos" programáticos. "Y eso fue la clave", ha agregado.

"Beiras nunca decidió su futuro en clave personal. Si yo hubiese decidido mi futuro en clave personal, nunca hubiese estado en la política institucional. Nunca", ha zanjado.


"El BNG de 1982 ya no existe"

El político que contribuyó a fundar el BNG, formación que abandonó en enero de 2012 tras la histórica asamblea de Amio en que se produjeron dos grandes escisiones, duda de que el BNG y la UPG --la fuerza hegemónica-- tengan intención de tender puentes, porque si fuese al revés no se puede "empezar insultando, difamando, descalificando y mintiendo".

"El BNG, lo que está demostrando en este momento, es que no quiere saber nada", ha dicho, y preguntado por si es el Bloque o la UPG, ha replicado: "Eso es cosa de ellos, para mí es la UPG. Una víctima de eso es Xavier Vence".

"A mí me pasó en su momento, pero planté cara. Dije 'por aquí no paso'", ha continuado, rechazando "dar lecciones" de lo que tiene que hacer el actual portavoz nacional del Bloque.

Al respecto de si estaría dispuesto a participar en la creación de un nuevo proyecto nacionalista con otros sectores que puedan abandonar el BNG, ha respondido: "Ya tengo un nuevo proyecto nacionalista que se llama Anova-Irmandade Nacionalista".

"Si aguanté ocho años, después de ser defenestrado, difamado por escrito, dentro del BNG (...). Si incluso intenté con muchos otros en la asamblea de Amio plantear una propuesta de regeneración interna (...). Si aguanté todo eso y luego decidimos irnos, contribuir a crear algo nuevo, que fue Anova e, inmediatamente una política de alianzas y una ampliación (...) que abarcase a sectores de la ciudadanía aunque no fuesen nacionalistas; evidentemente, ahora no me voy a embarcar en una aventura de intentar lo que no se quiso aceptar durante ocho años y en la asamblea de Amio", ha advertido. "Ya está. Se acabó. El BNG fundado en 1982 no existe", ha sentenciado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

 

El periódico continuará ofreciendo, día a día, segundo a segundo a través de su web, el aire fresco que introdujo en 2000 en el panorama informativo coruñés

 

Enlaces recomendados: Premios Cine