La Xunta admite que la subida de precio de la distribución no llega a las explotaciones

La conselleira de Medio Rural exige al Gobierno la publicación del decreto de cesión de precios para conocer qué parte del sector "se queda con las ganancias"

23.01.2016 | 01:11
La conselleira de Medio Rural, Ángeles Vázquez, ayer, en una visita a una empresa forestal de Lugo.

Un día después de que la Plataforma en Defensa do Sector Lácteo Galego anunciase un boicot contra la empresa francesa Lactalis por no repercutir la subida de dos céntimos comprometida con la distribución a los ganaderos, la Xunta admitió que es "consciente" de que estos aumentos de precios "no llegan" en todos los casos a los productores. La conselleira de Medio Rural, Ángeles Vázquez, aseguró que entiende la "inquietud" del sector porque "cuando toca perder a todos les toca perder" pero -aclaró- "cuando toca ganar al ganadero también tiene que llegarle a sus cuentas la parte que le corresponde" porque, en su opinión, es el que "más pelea" para que el producto sea de "excelente calidad".

La titular de Medio Rural explicó que la información que manejan desde la Xunta contiene la cuantía que la industria paga a los productores pero no se sabe qué cantidad abona cada mes la distribución a las fábricas. Por eso, Vázquez considera que la única manera para conocer "quién se queda con las ganancias y quién con las pérdidas" es a través del decreto de cesión de precios que el Gobierno central tiene pendiente de publicación desde el pasado noviembre. Este documento, cuya publicación exigen los productores desde la aprobación del acuerdo lácteo de septiembre, mostraría como se distribuyen los beneficios entre la cadena alimentaria y mostraría por qué no llegan al último eslabón que son las explotaciones. La conselleira de Medio Rural que el decreto aportaría transparencia al sector lácteo y solo una vez publicado la Xunta podría actuar para "proteger" a los ganaderos gallegos. La norma obliga a todos los fabricantes de leche líquida envasada de vaca a declarar entre el día 1 y 20 de cada mes el volumen comercializado en el mes anterior incluyendo la denominación del producto, el tratamiento, el contenido de materia grasa, la marca, el tipo de envase, la cantidad, y por supuesto, el precio. Hasta ahora se conocía la cuantía que cobran las granjas por vender leche a la industria y el precio al que lo compran los clientes en los supermercados, pero con el decreto saldría a la luz el gran secreto que supone el paso intermedio en la cadena: la cuantía de las fábricas a la distribución.

El Ministerio de Agricultura lleva dos meses anunciando que su publicación es "inminente" y desde el Ejecutivo gallego señalan que "pelean" para que salga adelante cuanto antes porque ya todas las comunidades, incluida Galicia, han realizado todas sus alegaciones al documento.

Mientras Medio Rural hace presión en Madrid para lograr la publicación del decreto que muestre quienes se quedan con los beneficios, los ganaderos presionan a una de las empresas de la que ya han constatado que no repercute en las granjas los dos céntimos por litro que las áreas comerciales subieron a su marca blanca el mes pasado. Hasta que Lactalis ingrese ese dinero que pertenece a los productores, los sindicatos agrarios piden la complicidad del consumidor para boicotear a sus marcas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

 

El periódico continuará ofreciendo, día a día, segundo a segundo a través de su web, el aire fresco que introdujo en 2000 en el panorama informativo coruñés

 

Enlaces recomendados: Premios Cine