OPERACIÓN 'CÓNDOR'

Arrestado el responsable de Monbus en Pontevedra tras el registro de sus oficinas

La juez De Lara investiga supuestos delitos contra la hacienda pública, blanqueo de capitales y falsedad

04.02.2016 | 10:37
Un agente de la Guardia Civil, durante el registro de ayer en las Cocheras.

La operación Cóndor, que hace un año supuso la detención del presidente de Monbus, Raúl López y de varios responsables de una agencia de viajes y hoteles en Sanxenxo, regresó ayer con fuerza a la ciudad de Pontevedra. La Guardia Civil de Tráfico arrestó a media mañana a Francisco Javier Lorenzo González, representante de la empresa de autobuses en Pontevedra, y registró las dos sedes principales de la empresa de transporte en la ciudad, en la estación de autobuses y en las Cocheras de Lourizán.

La operación forma parte de unas diligencias de investigación activadas por la titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Lugo, Pilar de Lara, en el marco de un sumario que trata de aclarar una supuesta trama de blanqueo de capitales en la que también se investigan presuntos delitos de cohecho, falsedad documental, delito fiscal y tráfico de influencias.

El despliegue de los agentes de Tráfico, a los que la juez De Lara encomendó esta vez esta operación en lugar de los habituales funcionarios del Servicio de Vigilancia Aduanera, comenzó a primera hora de la mañana tanto en la estación de autobuses como en las antiguas Cocheras de la extinta La Unión en Lourizán, donde la empresa de Raúl López dispone de talleres y garajes para sus vehículos.

En el registro, confirmado por fuentes del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, al igual que la detención del responsable en Pontevedra, se prolongó varias horas, en busca de diversa documentación, que fue finalmente incautada, si bien algunas fuentes apuntan a que la presencia de agentes de Tráfico en vez de los de Aduanas, estaría vinculado también a su conocimiento de aspectos técnicos y muy especializados del transporte.

Detenciones

La operación Cóndor se puso en marcha hace un año y en marzo de 2015 eran detenidos Raúl López y al menos otras nueve personas, entre ellas el yerno del empresario, y varios responsables de una agencia turística de Sanxenxo, si bien todos quedaron poco después en libertad. La juez De Lara, que investiga también otras operaciones como la Pokemon y la Manga, e imputaba a los implicados les imputaba supuestos casos de delito fiscal, blanqueo y falsedad documental, entre otros.

Los registros realizados ayer apuntan en la misma dirección y fuentes próximas a la investigación apuntan a que el ahora detenido que también figura como representante de otras empresas de autobuses en la ciudad, sería investigado ante la sospecha de que ejercía como intermediario entre la citada agencia de viajes y Monbus. Lorenzo fue trasladado al juzgado de Lugo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

 

El periódico continuará ofreciendo, día a día, segundo a segundo a través de su web, el aire fresco que introdujo en 2000 en el panorama informativo coruñés

 

Enlaces recomendados: Premios Cine