Xunta, diputaciones y ciudades deben a los autónomos más de 675 millones

De los más de 63 millones en facturas acumuladas en las urbes, A Coruña suma 27,4 millones - Las administraciones gallegas pagan en 64 días, 24 menos que la media

24.02.2016 | 02:51
El presidente de ATA Galicia, Rafael Granados.

Son cada vez menos las administraciones que pagan a sus proveedores por encima de los 30 días que fija la ley. Pero las que incumplen la Ley de Morosidad lo hacen de manera reiterada, en especial los ayuntamientos, y con tanto retraso que hunden cada mes más las apretadas cuentas de autónomos y pequeñas empresas. Según los datos de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) presentados ayer en A Coruña, la Xunta, las diputaciones y las ciudades gallegas -sin contar Ferrol- acumulaban en noviembre del año pasado facturas impagadas por un importe de más de 675 millones: 600 millones en recibos del Ejecutivo autonómico, más de 63 millones de las urbes y los 12 restantes de las corporaciones provinciales. De las ciudades, Vigo es la que arrastra menos deuda (2,6 millones) frente a A Coruña, que en noviembre debía a sus proveedores más de 27,4 millones.

En el segundo puesto del ranking de urbes gallegas con más recibos acumulados en los cajones municipales está Lugo (12,1 millones). Le siguen Santiago (10,4 millones), Ourense (7,3 millones) y Pontevedra (3,2 millones). En relación al mes de mayo, periodo que analizan los autónomos gallegos, los pagos pendientes a los proveedores disminuyeron en Vigo (-70%), Ourense (-28,7%), Pontevedra (-28,1%) y A Coruña (-8,6%). Sin embargo, las facturas sin poner al día aumentaron en Santiago (48,1%) y en Lugo (13,4%). De media, el descenso en las ciudades de la comunidad fue de casi un 10% en seis meses.

En el caso de la Xunta, los autónomos advierten de un incremento de más del 64% del volumen de facturas impagadas entre mayo y noviembre, al pasar de los apenas 363 millones que debía en primavera a los más de 600 millones de finales del año pasado. Y el tiempo de espera para cobrar también fue a más; una media de 60 días - 13 más que en mayo, lo que supone un incremento de casi el 30%-.

En comparación con otras comunidades, sin embargo, los proveedores y pequeñas empresas gallegas logran cobrar de las administraciones antes. En Galicia, el tiempo medio para que el sector público ponga sus facturas al día es de 64 días, un total de 22 días menos que la media nacional. Según los datos que maneja ATA, el periodo medio de pago de las diputaciones gallegas es de 43 días y 54 de los concellos. De los ayuntamientos analizados, Vigo es el que cumple la Ley de Morosidad con más holgura y paga las facturas a sus proveedores en una media de 23 días. No obstante, este plazo se queda cinco días por encima del que presentaba en mayo. Por el contrario, Santiago es el concello que peor evolución tuvo en el semestre recogido en el informe, ya que el incremento medio de tiempo de demora es de un 42% (suma 19 días, hasta los 64 con los que cerró noviembre).

Las diputaciones de A Coruña y Pontevedra sí cumplen la Ley de Morosidad, al pagar en 23 y 25 días, respectivamente. Mientras, la corporación provincial de Lugo es la única que incrementó los plazos de demora: pasó de abonar las facturas en algo más de dos meses a casi en tres. Finalmente, la Diputación de Ourense es la que logró un mayor recorte en los plazos de pago, restando 11 días hasta los 44 de media.

Inspecciones

En la presentación del balance del pago a proveedores del pasado mes de noviembre, Álvaro Viqueira, coordinador de Proyectos de ATA Galicia, reclamó "tolerancia cero" con la morosidad y advirtió de que mientras la falta de pago de un recibo por un autónomo supone un recargo del 20%, cuando la administración pública incumple no asume esta carga, según informa Efe. "Proponemos que haya inspectores que controlen esa morosidad", reclamó Viqueira.

Tras la presentación del informe, el presidente de ATA Galicia, Rafael Granados, alertó de que la morosidad "es uno de los problemas que acarrea la pérdida de empleo" pese a que "pocas comunidades cumplen la ley", al tiempo que matizó que son las "grandes empresas" la que "más tiempo tardan en pagar".

"Es una barbaridad lo que está ocurriendo con los autónomos", lamentó Granados, quien exigió "que inmediatamente se tomen las medidas que recoge la ley", ya que en el sector privado se llega a tardar hasta 98 días en efectuar pagos a pequeñas empresas. Los datos que presentó hablan por sí solos: una tercera parte de los autónomos tuvo que cerrar su negocio. Y enero, apuntó, arrancó como "un mes negro" para el colectivo, ya que abandonaron la actividad más de 1.300 profesionales en la comunidad.

"La inestabilidad política está haciendo mucho daño a la creación de empleo", cuestionó el presidente de ATA Galicia, quien además defendió la puesta en marcha de créditos baratos para activar al sector porque el emprendimiento "está parado", y su participación en la mesa del trabajo autónomo para debatir sus problemas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

 

El periódico continuará ofreciendo, día a día, segundo a segundo a través de su web, el aire fresco que introdujo en 2000 en el panorama informativo coruñés

 

Enlaces recomendados: Premios Cine