La Xunta dio desde 2009 casi 10 millones a una fundación que no aporta cuentas desde 2013

La entidad Fesán recibió en 2011 uno de los mayores contratos de Traballo, por 2,7 millones para gestionar media docena de centros de día - Compitió con Gerardo Crespo por lotes de formación

07.03.2016 | 01:26
Fachada de las instalaciones de Fesán en el centro de negocios Costa Vella en la calle Amigo de Compostela.
Fachada de las instalaciones de Fesán en el centro de negocios Costa Vella en la calle Amigo de Compostela.

La Xunta otorgó 9,6 millones de euros en contratos y subvenciones desde 2009 hasta la actualidad a la Fundación de Estudios e Análises (Fesán), una de las entidades que más dinero público ha recibido en los últimos años en Galicia. Especialmente de la Consellería de Traballo y del Consorcio Galego de Benestar Social, para financiar actividades relacionadas con cursos de formación, escuelas infantiles, centros de día, traslado de exposiciones, campañas publicitarias, fomento del baile gallego o programas de emigrantes retornados.

El Consorcio de Benestar le adjudicó en agosto de 2011 uno de los mayores contratos de servicios: la gestión de media docena de centros de día por 2,7 millones de euros. Esta contratación se produjo después de que Fesán registrase el año anterior pérdidas de 666.915 euros.

El volumen del dinero que maneja Fesán cada año es notable. Según las cuentas de 2013, las últimas que presentó, ingresó 6,5 millones de euros por su gestión en guarderías, centros de día, residencias de mayores (concesión de la Xunta y de concellos) y cursos de formación. El propio Gobierno gallego reconoció que entre 2011 y 2014 Fesán recibió de la Xunta unos 7,5 millones de euros en subvenciones y contratos. La suma asciende a los 9,6 millones si se contabilizan también los años 2009 y 2010.

Fesán, fundación clasificada como benéfico-docente y declarada de interés gallego, está bajo el protectorado de la Consellería de Educación, a quien está obligada a presentar anualmente sus cuentas. Pese a ello, la semana pasada tenía sin depositar las de 2014 y las de 2015 (la primera, ya fuera de plazo). La Xunta permitió el acceso a las cuentas de la entidad, dado que la consulta pública está reconocida por ley, aunque solo de los últimos seis años, desde 2008 hasta 2013.

El volumen de subvenciones a Fesán sólo se redujo en ese período en 2013, después de años con una media de un millón de euros. En esa fecha obtuvo 369.803 euros. El año anterior se había dado a conocer la primera operación policial en Galicia por la concesión de fondos públicos a entidades para formar a desempleados, una investigación que derivó en la imputación del empresario coruñés Gerardo Crespo, entre otros. Crespo compitió con Fesán por varios contratos de la Consellería de Traballo, entre ellos uno de finales de 2011 por un valor global de 3,2 millones que se licitaron en doce lotes. Fesán se llevó dos (197.656 y 219.399 euros) y empresas de Gerardo Crespo tres (Azetanet y Gecreri sumaron 70.269, 50.968 y 237.598 euros).

El actual presidente de Fesán, Ángel Sampedro, explicó a LA OPINIÓN que la bajada de contratos y subvenciones de la Xunta en 2013 se debió a los "recortes" en todas las áreas y especialmente en cursos de formación. "Ha habido un bajón tremendo en las licitaciones y ahora tenemos que prescindir de mucha gente, lamentablemente, aunque la fundación sigue su actividad con normalidad", afirma.

En 2014, tras una pregunta de la diputada socialista Beatriz Sestayo en el Parlamento gallego por las partidas de dinero público otorgadas a Fesán desde 2011, la fundación prácticamente dejó de aparecer en las adjudicaciones. Dos años antes, en febrero de 2012, los sindicatos de la administración pública gallega habían denunciado que Fesán era la gran beneficiaria del proceso de privatización de servicios públicos. La reducción de adjudicaciones públicas en 2013 llevó a Fesán a registrar de nuevo números rojos, con pérdidas de 25.284 euros. A pesar de estas pérdidas, la fundación tenía ese año 1,4 millones de euros en cuenta corriente "con una tasa de liquidez inmediata del 48%", que los economistas consultados por este periódico califican de "inaudita". "Puede parecer una cifra muy elevada, pero hay que tener cuenta que estamos llevando catorce escuelas infantiles, dos residencias?", alega Ángel Sampedro, quien asegura que "el 100% de los ingresos son para la actividad fundacional, una vez descontados los gastos, sin ánimo de lucro".

La entidad, en contraste con estas pérdidas, tiene un fondo de reserva que contaba con 2,3 millones en 2013 y en el que ha ido acumulando los beneficios de ejercicios anteriores, sumados al capital inicial de 6.000 euros. Sampedro afirmó sin embargo desconocer que en las cuentas figurase est e fondo.

La fundación Fesán se constituyó en Santiago el 23 de abril de 1997, con el nombre inicial de Fórum Galicia y sus fines eran la "organización de actividades docentes de carácter universitario y profesional, sociales y culturales, relacionadas entre otros con aspectos estratégicos del desarrollo de Galicia, llevando a la práctica todo tipo de actividades docentes".

Su primer presidente fue el catedrático de derecho administrativo en la Universidade de A Coruña Jaime Rodríguez-Arana, que entonces era subsecretario del Ministerio para las Administraciones Públicas en el primer gobierno de Aznar. Rodríguez-Arana dirigió también la Escola Galega de Administración Pública en la era Fraga. En esa primera etapa figuraba como secretario el economista Manuel Rodríguez Sedano, que ha seguido todos estos años en la fundación como director gerente.

Su actividad inicialmente era organizar "actividades docentes de carácter universitario y profesional, sociales o culturales", relacionadas con el desarrollo de Galicia, entre ellas seminarios, cursos, jornadas, publicaciones. Tras su refundación en 2001, cuando pasó a llamarse Fesán, fue ampliando poco a poco su objeto social. A partir de 2005 entra también en el sector de las escuelas infantiles y está presente en multitud de concellos, hasta convertirse en una de las entidades que gestiona más concesiones de servicios de atención a infancia y mayores de toda Galicia.

En su página web Fesán informa de que cuenta con dos residencias y una vivienda comunitaria, con las que opera bajo la marca Servisenior. También gestiona catorce escuelas infantiles, con la marca Cuquiños y dos ludotecas. Está reconocida como centro privado de formación profesional, homologado para impartir formación para empleados y para parados. Otorga certificados de profesionalidad, oferta cursos de monitor de tiempo libre, animación, contabilidad, gestión ambiental, higiene y manipulación de alimentos o idiomas. En A Coruña lleva desde 2005 la biblioteca infantil y juvenil de la Diputación y durante varios años, hasta 2013, también se hizo cargo del programa Canguros del Concello de A Coruña.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

 

El periódico continuará ofreciendo, día a día, segundo a segundo a través de su web, el aire fresco que introdujo en 2000 en el panorama informativo coruñés

 

Enlaces recomendados: Premios Cine