Los vínculos de Fesán

La fundación que recibió fondos millonarios de la Xunta ha estado vinculada a través de sus responsables con empresas con las mismas actividades y adjudicatarias del Ejecutivo gallego

10.03.2016 | 10:49
Entrada a la sede de Fesán en la calle Amio en Santiago.

La Fundación de Estudios e Análisis (Fesán), una entidad sin ánimo de lucro que ha sido una de las grandes beneficiadas en contratos y subvenciones de la Xunta en los últimos años con casi diez millones de euros, tiene vínculos con varias sociedades mercantiles a través de algunos de sus directivos, que figuran o han figurado como apoderados o administradores de dichas empresas. Estas empresas también han recibido varios contratos del Gobierno gallego y al menos en dos casos resultaron adjudicatarias en procedimientos donde la Xunta invitaba a tres empresas y dos de ellas pertenecían a este grupo relacionado con Fesán.

Tras la puesta en funcionamiento de Fesán en 1997 (entonces con el nombre de Fundación Forum Galicia de Estudios Sociales y con el exdiputado del PP Jaime Rodríguez Arana como presidente), el que era secretario de la entidad, Manuel Rodríguez Sedano, constituyó al año siguiente la sociedad mercantil Gestión de Estudios y Análisis (Gesán), que en 2012 se cambió de nombre por el de Versa Asesores. La que fue presidenta de Fesán hace años, Purificación Alborés, también estuvo un tiempo de apoderada en Gesán/Versa. Fesán fundación y Gesán empresa compartían gran parte de su objeto social.

En Gesán/Versa ha estado también como apoderado Baltasar Figueiras, que fue vicepresidente de Fesán en la etapa con Alborés, al menos hasta 2008 (la Xunta, que ejerce protectorado sobre la fundación, solo permitió ver las cuentas de Fesán desde 2008 y las últimas presentadas son de 2013). Otros de los apoderados han sido Santiago Davila o Paula Rosende.

Al año siguiente de crearse Gesán el secretario de la Fundación, Manuel Rodríguez Sedano (que sigue como director gerente de Fesán, al menos según las últimas cuentas presentadas por la entidad) pone en funcionamiento la Consultora de Estudios Económicos y Sociales (CEES), también con un objeto social similar al de Gesán y Fesán (gestión de residencias de mayores y escuelas infantiles, formación y fomento del empleo, impartición de cursos o edición de publicaciones, entre otros). En CEES, aunque Sedano se mantenga como socio único, han estado como apoderados Baltasar Figueiras (apoderado también en Versa y exdirectivo de Fesán) y Santiago Davila entre otros. CEES ha tenido hasta nueve sedes sociales, algunas de ellas las mismas que han tenido Gesán o Máis Atención.

En 2005 Rodríguez Sedano constituyó Mais Atención SL, de nuevo con muchos de sus fines coincidentes con los de las anteriores entidades (servicios a personas mayores, edición de publicaciones, formación profesional y ocupacional, educación...). En esta entidad estuvieron como apoderados Dolores Fernández y Paula Rosende (esta última también estuvo en Gesán/Versa).

Sedano liquidó Mais Atención en marzo de 2015, fecha en la que también extinguió otras sociedad mercantil que había creado muchos años antes, anterior incluso a Fesán: Jumer 2 Centro de Estudios, dedicada a la educación.

Contratos a CEES

Uno de los apoderados en CEES y en Gesán/Versa, Santiago Davila, puso en marcha en 2009 la empresa Davila Pérez Santiago, que luego cambió por el nombre Hércules Proxectos e Estudios. Con esta última denominación optó a varios contratos de la Xunta en competencia con CEES, sociedad a la que estaba vinculado y que cuenta con Rodríguez Sedano como socio único.

La Xunta otorgó al menos cuatro contratos a CEES por valor de 234.060 euros. Tres de ellos eran de la Consellería de Traballo (entre 2011 y 2012) y uno de la Secretaría Xeral de Igualdade.

Los cuatro contratos fueron negociados sin publicidad, es decir, la consellería invitaba a las empresas que quería a optar a la licitación. En dos contratos, una conferencia sobre el futuro demográfico de Galicia, la Xunta invitó a Hércules (Santiago Davila) y a CEES (Santiago Davila), además de a otra sociedad. La adjudicataria resultó ser CEES.

En otra licitación de Traballo sobre un proyecto europeo de envejecimiento activo se invitó a las tres mismas empresas y ganó de nuevo CEES. De los otros dos contratos otorgados a esta consultora no se conoce a qué empresas invitó la consellería porque no figuran en la página de transparencia de contratos de la Xunta en internet.

La mejor oferta

En uno de estos dos contratos no se justifica por qué se da a la sociedad CEES (o al menos no se expone en esta web) y en la otra adjudicación se dice que se invitó a participar a tres empresas, que las tres presentaron la documentación en tiempo y forma y "a la vista de los informes emitidos" se declaró la propuesta de la consulta CEES como la "oferta económicamente más ventajosa" al tener la puntuación más alta, pero sin explicitar qué otras empresas se presentaron ni qué puntuaciones tuvieron.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

 

El periódico continuará ofreciendo, día a día, segundo a segundo a través de su web, el aire fresco que introdujo en 2000 en el panorama informativo coruñés

 

Enlaces recomendados: Premios Cine