Tensión en Vigo por el protocolo de un acto

15.03.2016 | 01:09

La tensión vivida ayer entre representantes del Ayuntamiento de Vigo y uno de los miembros del equipo de prensa del Ministerio de Empleo eclipsó el acto en el que la ministra Fátima Báñez presidía la colocación de la primera piedra de la futura sede de la Tesorería General de la Seguridad Social en la ciudad viguesa, en el antiguo edificio de La Metalúrgica.

La forma en la que se gestionó el protocolo del acto, y la ausencia de miembros del Gobierno local en el momento en el que se introducían monedas y periódicos en una urna para simbolizar el inicio de la obra, provocó un enfrentamiento con concejales socialistas y un miembro del gabinete de comunicación del Ministerio de Empleo.

En el momento en que las ministra de Trabajo, Fátima Báñez, y la de Fomento, Ana Pastor, acompañadas por el delegado del Gobierno, Santiago Villanueva, procedían a colocar en una urna el acta de inicio de la obra, y ante la cantidad de medios gráficos congregados en ese punto, uno de los responsables de prensa de Empleo reclamó a los presentes, entre ellos Carmela Silva, que se apartasen hacia atrás para permitir a los fotógrafos hacer su trabajo. Entonces, el concejal David Regades, increpó a esta persona y le hizo saber que Carmela Silva era la representante del Ayuntamiento y del alcalde de Vigo en ese acto, en ausencia del regidor Abel Caballero, que estaba en Madrid. De hecho, apeló a la ministra para hacer valer la condición de Silva, también presidenta de la Diputación de Pontevedra, y para recordarle que el Ayuntamiento tenía que estar presente porque era "un acto importante".

Fue Ana Pastor la que salió al paso de la situación ofreciendo a Carmela Silva unirse a ese acto de depositar varios objetos en la urna y, finalmente, Báñez le dio un ejemplar de un periódico para que lo metiese en la caja. "No importa, no pasada nada, hoy es un día muy feliz y por fin se va a hacer esta obra después de siete años", respondió la edila socialista quien, sin embargo, finalmente accedió a coger el periódico y lo depositó en la urna al tiempo que proclamaba: "En nombre del alcalde de Vigo, Abel Caballero".

La tensión entre los concejales socialistas vigueses y el equipo de Báñez se mantuvo hasta el final del acto y, de hecho, cuando los presentes abandonaban el lugar, el responsable de prensa se acercó a Carmela Silva para explicarle que desconocía su condición de autoridad pública y para mostrarle su malestar por la reacción de los representantes del Ayuntamiento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

 

El periódico continuará ofreciendo, día a día, segundo a segundo a través de su web, el aire fresco que introdujo en 2000 en el panorama informativo coruñés

 

Enlaces recomendados: Premios Cine