Anova y Bloque evidencian sus divergentes estrategias electorales ante la reunión de hoy

El BNG rechaza una confluencia con Podemos, que los de Beiras defienden

22.03.2016 | 00:52

Anova y BNG revivirán hoy el bucle de sus fallidas negociaciones para sellar una alianza electoral que ambas partes reconocen imposible ante la presencia de un tercero: Podemos. Los primeros, capitaneados por Xosé Manuel Beiras, defienden la ampliación de la fórmula de confluencia ensayada con En Marea, incorporando a los de Pablo Iglesias, mientras que el Bloque rechaza la presencia de esta fuerza "cesarista, antidemocrática, centralizada y que disuelve direcciones territoriales".

A pesar de esta divergencia en las estrategias electorales de cara a los comicios autonómicos previstos tras el verano, ambas formaciones mantendrán hoy un encuentro para explorar unas vías de cooperación que ayer ya reconocieron imposibles, como sucedió en pasadas citas electorales, como las municipales o las generales.

El portavoz parlamentario del Bloque, Francisco Jorquera, aseguró que acudían al cónclave "con la mejor predisposición", pero matizó que no es "un buen precedente que inviten a sumarse a un proceso en marcha", en alusión a En Marea, si en él se encuentra Podemos, que recientemente dejó su organización en Galicia en manos de una gestora tras quedarse la dirección sin quorum suficiente para tener validez tras las guerras internas por su liderazgo. "El BNG no se va a sumar", adelantó Jorquera en el Parlamento en alusión a esa confluencia.

El Bloque, cuyo último varapalo electoral ha sido la pérdida de representación en el Congreso por primera vez desde 1996, ya debatió antes de su última asamblea la posibilidad de sumarse a En Marea, opción defendida por las diputadas Carme Adán y Tereixa Novo, así como por el exportavoz nacional Xavier Vence, aunque con más tibieza. Estas tesis fueron rechazadas y el sector de la Unión do Povo Galego (UPG), dominante a nivel interno, impuso la necesidad de pactar únicamente con fuerzas gallegas, sin plegarse a otras cuyo centro de decisión se encontrase en Madrid y, por tanto, pudiese aparcar las urgencias gallegas en beneficio de otros territorios, alegan, llegado el caso.

Anova, por su parte, tampoco varía su hoja de ruta, que pasa por seguir impulsando la confluencia, a pesar de las tensiones existentes con Podemos por orillar a En Marea en el Congreso y esquivar de momento su propuesta de constituir un partido instrumental en caso de nuevas generales para blindar su grupo parlamentario.

El viceportavoz de AGE y número tres de Anova, Antón Sánchez, ratificó mantendrán su estrategia de "siempre" y reconoció que el resultado de la cita con el BNG "no va a ser ninguna sorpresa". "Quien quiera sumarse, siempre puede", indicó sobre la apertura de En Marea otros actores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

 

El periódico continuará ofreciendo, día a día, segundo a segundo a través de su web, el aire fresco que introdujo en 2000 en el panorama informativo coruñés

 

Enlaces recomendados: Premios Cine