Detenido un asesor de AGE por un presunto caso de pornografía infantil

La investigación está vinculada con un trabajador contratado por AGE. No afecta a la actividad parlamentaria

12.04.2016 | 16:18

Requisa un ordenador desde el que se realizaban las supuestas descargas. Beiras anuncia su despido

Efectivos de la Policía Nacional efectuaron hoy un registro en las oficinas del grupo parlamentario AGE dentro de una investigación sobre un supuesto caso de pornografía infantil. Fuentes de la Presidencia del Parlamento confirmaron que la Policía solicitó el acceso a la sede de la Cámara para realizar una investigación que no afecta a la actividad parlamentaria ni a ningún trabajador de la institución, sino a un trabajador contratado por AGE.

Durante el registro, los agentes se llevaron el ordenador del asesor investigado, Ramiro S., detenido ayer en el marco de esta operación policial. El investigado es militante de Esquerda Unida y fue candidato a la Alcaldía de Santiago en 2003. Se le acusa de un supuesto delito de tenencia y distribueción de pornografía infantil. La operación continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones.

Fuentes de la Cámara autonómica destacan que se trata de "una cuestión ajena" a la institución, cuya investigación lleva un juzgado de A Coruña.

 El portavoz de AGE, Xosé Manuel Beiras, acompañado por los diputados Antón Sánchez y Eva Solla, anunció después de conocer el motivo del registro que su grupo parlamentario rescindirá "de forma cautelar" el contrato laboral con el trabajador investigado.

Agentes de la Policía Nacional irrumpieron por la mañana en el Parlamento de Galicia, donde se celebra una sesión plenaria, para acceder a las instalaciones de AGE y recabar datos sobre una investigación, del ámbito privado, que estaría relacionada con pornografía infantil, según el mismo Beiras ha confirmado en una conferencia de prensa.
El portavoz de AGE, después de una reunión con el presidente del Parlamento, Miguel Santalices, y el letrado mayor de la Cámara, Xosé Antón Sarmiento, ha explicado que estas medidas cautelares se toman como un "cordón sanitario", hasta que se clarifiquen las cosas.

La investigación, ha insistido, "no tiene nada que ver con AGE", y solose accedió al espacio del grupo parlamentario puesto que una persona, "que era un trabajador del grupo, no diputado", fue detenida por "un asunto grave", en referencia a un delito tecnológico relacionado con la pornografía y los menores.
"Si defendemos unos principios éticos determinados tenemos que aplicarlos", ha explicado Beiras, que ha desligado "el caso de este ciudadano" del grupo parlamentario.

Así las cosas, también se ha referido a la "presunción de inocencia" del trabajador. No obstante, no se ampararan en ella para no tomar decisiones aunque en otras formaciones "es frecuente" que se diga que mientras no haya una sentencia no se hace nada, "pues no, eso no puede ser, porque está en juego la credibilidad y la ética del grupo y las fuerzas políticas que lo conforman, por tanto la decisión es esa", ha zanjado.

"AGE no tiene nada que ver y no puede resultar mezclado con esta historia", ha insistido el veterano político.
Asimismo, ha anunciado que de demostrarse la inocencia del investigado, se le reparará e indemnizará por los daños que se pudiesen causar, dado que desde AGE no se le inculpa y no se hace "de momento" juicio alguno de valor al respecto.

Beiras ha explicado que fue el propio encausado el que solicito que se pudiera hacer el registro en su despacho, acompañado de su abogada, por lo que Beiras preguntó al presidente de la Cámara en qué "condiciones" se había realizado dicho registro ya que el Parlamento, como espacio en su conjunto, es inviolable.

En este sentido también ha dicho que desde el grupo no tienen información sobre si se ha incautado algún material propio del Parlamento que el incautado haya podido utilizar en los supuestos delitos.
"No tengo información, ni siquiera tuve ningún tipo de comunicación ni del encausado ni su abogada", pero ha señalado Beiras que supone que el registro fue llevado a cabo para comprobar tal extremo.
Aunque, en principio, ha avanzado "no hay indicios" de que dichas actividades se realizasen desde su despacho en las dependencias del Grupo de AGE.

"Pero yo no soy policía ni colaboro con la policía" ha señalado al tiempo que no sabe nada, ni le interesa dado que no se va a preocupar de un caso de ámbito privado, "a ver si desligamos la vida privada del lugar en el que se trabaja", ha demandado.
Por último, el veterano nacionalista ha advertido de la posibilidad de que alguien "insidiosamente" haga algo para que alguien "aparezca implicado" precisamente porque "trabaja para un grupo parlamentario que está muy mal visto por el poder".
"Bueno, son hipótesis", ha rematado, para repetir que con los datos que se conocen no se puede "condenar a nadie" pero sí que hay que tomar medidas, informa Efe.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

 

El periódico continuará ofreciendo, día a día, segundo a segundo a través de su web, el aire fresco que introdujo en 2000 en el panorama informativo coruñés

 

Enlaces recomendados: Premios Cine