Los ayuntamientos multan cinco veces más por infracciones al volante que la DGT

Más de 272.000 conductores gallegos fueron multados por su concello hasta cinco veces en el último lustro - Pontevedra y A Coruña están entre las ciudades más sancionadoras

26.04.2016 | 02:15
Una mujer retira el tique de la ORA en el centro de A Coruña.

Cada vez que salta el flash de un radar, el conductor pillado no piensa en que ha pisado más de la cuenta el acelerador sino que carga contra "caja registradora" y el "afán recaudatorio" de la DGT. Pero la presión sobre los automovilistas se concentra en las ciudades. Hasta cinco veces más sanciones que Tráfico tramitan los ayuntamientos. Un estudio de Fundación Línea Directa titulado Multas, ¿recaudación o reeducación?, revela que la Administración central solo aporta el 14% de las multas en todo el territorio nacional, mientras que los ayuntamientos copan el 76%, y el 10% restante otras administraciones (los servicios de tráfico de Cataluña y País Vasco, algunas diputaciones y cabildos). Ahora bien, aunque los consistorios multan más, la media de la sanción es más baja que la de la DGT: 195 euros frente a los 210 de Tráfico.

Los datos hablan por sí solos: más de cuatro millones de conductores, de ellos más de 272.000 gallegos, han sido multados por su ayuntamiento hasta cinco veces en los últimos cinco años. Pero esa presión no ha redundado en un mejor comportamiento: seis de cada diez admite que pisa el acelerador más de lo debido de forma habitual.

Madrid y Barcelona son las capitales de provincia que encabezan el ranking nacional de la presión sancionadora en el ámbito urbano. Les siguen en la tabla Palma de Mallorca, Granada, Bilbao y San Sebastián. En la parte baja de la tabla se sitúan Cáceres, Badajoz y Jaén, "donde las multas son la excepción", concluye el estudio tras estudiar el número de expedientes emitidos en relación con el total de automovilistas que hay en la ciudad.

De las 52 capitales de provincia, las ciudades gallegas de Pontevedra y A Coruña son las que más multan, ocupando los puestos 20 y 27, respectivamente, en el conjunto del país. A poca distancia les sigue Lugo (29) y finalmente cierra la lista gallega Ourense, en el puesto 41.

El informe, elaborado a partir del análisis de 675.000 sanciones impuestas por todas las administraciones y una encuesta a 1.700 conductores, aprecia una notable diferencia entre la tasa sancionadora de las capitales de provincia y el resto de municipios ya que en proporción las primeras sancionan hasta seis veces más. ¿El motivo? La aglomeraciones y el número de desplazamientos, así como la densidad de población, el diseño urbano o su carácter turístico.

Infracciones

Pese a la creencia general de que las multas por infracciones de tráfico son "para cazar al conductor" o para que "las administraciones cuadren sus cuentas", el 70% de las sanciones interpuestas por los ayuntamientos están relacionadas con la seguridad vial y solo el 30% con la movilidad o el aparcamiento. Este balance, según concluye la Fundación Línea Directa, "destierra el mito de que las multas que se imponen fundamentalmente por razones recaudatorias".

Según los datos del estudio, las sanciones más habituales en los ayuntamientos gallegos son por exceso de velocidad (44%), seguidas del estacionamiento regulado (27%) y el aparcamiento indebido, en cruces, pasos de peatones o doble fila (13%); un 5% por no respetar la señalización (saltarse los semáforos, la señalización vertical o horizontal o no seguir las indicaciones de los agentes de circulación). También destacan las multas por no notificar la identidad del conductor en caso de pérdida de puntos (4,5%).

"Pero todas estas multas en ciudad, ¿sirven para mejorar? Parece que no", sentencia Francisco Valencia, director de la Fundación Línea Directa, que ha basa esta conclusión en una batería de datos incluidos en el informe: cuatro millones de conductores han sido sancionados hasta cinco veces dentro de los municipios en los últimos cinco años; el 57% de los automovilistas gallegos reconoce que sobrepasa los límites de velocidad de manera habitual, principalmente en vías de circunvalación y travesías urbanas; y los accidentes con víctimas han aumentado un 20% en vía urbana entre 2011 y 2014. El número de fallecidos en siniestros de tráfico solo ha descendido un 3,5% en ciudades, frente al 22% registrado en las carreteras.

De todos modos, hay menos multas en las capitales, probablemente debido a la crisis al haber menos movilidad, concluyó el director de la Fundación Línea Directa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

 

El periódico continuará ofreciendo, día a día, segundo a segundo a través de su web, el aire fresco que introdujo en 2000 en el panorama informativo coruñés

 

Enlaces recomendados: Premios Cine