Anova redobla su pulso con EU al exigir que las bases decidan el futuro de En Marea

Díaz admite "discrepancias" con Beiras después de que la acusase de querer sacarlo "de en medio" - Las amenazas internas de ruptura se producen en vísperas de la asamblea

10.05.2016 | 14:37
Xosé Manuel Beiras y Yolanda Díaz.

La tensión en el seno de En Marea ha subido de nivel en vísperas de la asamblea convocada por la coalición gallega para este domingo. Un día después de que el portavoz nacional de Anova, Xosé Manuel Beiras, advirtiese del riesgo de ruptura de En Marea y cargase contra Yolanda Díaz por rechazar que el veterano dirigente nacionalista se postulara como candidato a la Xunta y dejase el grupo parlamentario AGE para irse a las Cortes, la coordinadora de Esquerda Unida salió a la palestra para reconocer "diferencias" con Anova. El pulso entre la formación liderada por Beiras y EU se librará el domingo, un encuentro en el que Anova se propone someter a debate el acuerdo político con el que concurrieron a las pasadas elecciones generales así como la inscripción de En Marea como partido instrumental para garantizar que tenga grupo parlamentario propio en el Congreso.

Las duras palabras de Beiras, que en una entrevista a la Cadena SER el domingo acusó a miembros de la coalición gallega de traicionar el pacto fundacional de En Marea y urgió a Yolanda Díaz a "explicar por qué le quiere sacar de en medio" provocaron una cascada de reacciones. Desde las muestras de "lealtad" a Beiras por parte del alcalde de Santiago, Martiño Noriega (Compostela Aberta), a la petición del regidor de A Coruña, Xulio Ferreiro (Marea Atlántica) , de tener "responsabilidad" y "estar a la altura" para lograr un "cambio" en Galicia. En la misma línea, el alcalde de Ferrol, Jorge Suárez (Ferrol en Común), emplazó a los integrantes de En Marea a "dejar de hablar de personas y sí de procesos".

Este complejo escenario se trasladará a la asamblea de la plataforma gallega el domingo. Reconducir la situación se presenta complicado a la vista de las posturas enrocadas de las dos partes enfrentadas. El viceportavoz de AGE y coordinador nacional de Anova, Antón Sánchez, advirtió ayer de que son las bases las que deben decidir "lo que quieren cambiar y lo que no quieren cambiar". "La vocación es ser responsables pero la inteligencia colectiva lleva a que se tomen decisiones responsables cuando decide la gente", defendió Sánchez, quien además destacó que tras hablar Beiras y Yolanda Díaz, sus palabras "son suficientemente elocuentes" "La solución es sencilla: que nos pongamos de acuerdo que tiene que decir la gente y las bases", sobre el acuerdo político con el que concurrieron Anova, EU y Podemos a las generales.

Por el contrario, Yolanda Díaz ve avalado el acuerdo de En Marea del 20-D tras alcanzar ayer Podemos e Izquierda Unida un pacto para concurrir de forma conjunta a los comicios de junio. En todo caso, Díaz se volvió a comprometer ayer con la coalición suscrita para las generales. Para la coordinadora de EU la clave para tener grupo propio en el Congreso es la correlación de fuerzas de la próxima mesa del Congreso y no la figura jurídica, que Anova también quiere someter a debate en la asamblea.

Los tres socios de la coalición estarán representadas en la asamblea del domingo. Pero antes el grupo de trabajo y la coordinadora de En Marea mantendrán reuniones -la primera está prevista para mañana- para determinar qué se debatirá el próximo día 15.

Aunque en público todos los socios de En Marea apuestan por reeditar la coalición, la tensión de los últimos días provocó amenazas internas de ruptura. Tras varios intentos de este periódico de hablar con Yolanda Díaz para tratar de recabar su reacción a las palabras de Beiras, la coordinadora de Esquerda Unida reconoció ayer a Europa Press "diferencias" con Anova y manifestó su "respeto absoluto y admiración" hacia Beiras, "historia viva de Galicia".

"Estar a la altura"

En este pulso entre Anova y Esquerda Unida medió el alcalde de A Coruña, que emplazó a "pensar más allá de la salsa rosa" tras las críticas de Beiras a Díaz . El regidor apeló a la "responsabilidad" de todos los que intervienen en el proceso. "Nos estamos jugando un cambio de verdad en Galicia y hay que estar a la altura", advirtió Ferreiro, al tiempo que reiteró que las mareas municipalistas no son incompatibles con En Marea. Son una forma, según dijo, de "abrir" esta coalición y de democratizar aún más esa herramienta".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

 

El periódico continuará ofreciendo, día a día, segundo a segundo a través de su web, el aire fresco que introdujo en 2000 en el panorama informativo coruñés

 

Enlaces recomendados: Premios Cine