Romeu dimite como portavoz parlamentario del PSdeG tras la victoria de Leiceaga

El candidato socialista a la Xunta debe buscar relevo para el final de la legislatura en un grupo que apostaba por su rival n Caballero da ahora "todo" su apoyo a Leiceaga

31.05.2016 | 17:35
Xoaquín Fernández Leiceaga.

La primera patata caliente de Xoaquín Fernández Leiceaga, recién elegido cabeza de cartel del PSdeG para las elecciones autonómicas del próximo mes de octubre, es buscar relevo a su rival en las primarias, José Luis Méndez Romeu, como portavoz parlamentario. Leiceaga ofreció a Méndez Romeu continuar al frente de los diputados del PSOE gallego en la Cámara autonómica, pero el exconselleiro del bipartito habría renunciado, según fuentes socialistas. Méndez Romeu podría comunicar su decisión hoy mismo en una rueda de prensa prevista antes de la celebración de la Junta de Portavoces, a la que debería asistir en el Pazo do Hórreo en su calidad de representante de los parlamentarios del PSdeG.

Leiceaga hizo pública ayer su intención de que Romeu mantuviese la Portavocía como un gesto para demostrar que el PSOE "avanza unido en esta nueva fase". Este le respondió que iba a abrir "un proceso de reflexión" y que en los próximos días tomaría una decisión. Romeu rechazará, según fuentes de su entorno, el ofrecimiento y permitirá a Leiceaga -que deberá tomar la decisión con la gestora del PSdeG, aunque es el grupo parlamentario el que oficialmente elige a su portavoz-, poner en práctica la "renovación" de la que ha hecho bandera el vencedor de las primarias.

No será tarea fácil buscar sustituto para Méndez Romeu, que decide dar un paso atrás. La mayoría del grupo parlamentario, según dirigentes socialistas consultados por este periódico, se decantó en este proceso por el hasta hoy su jefe de filas. Por Leiceaga habrían apostado, entre otros, la lucense Concepción del Burgo, que está en la Mesa de la Cámara y deberá renunciar al puesto, la pontevedresa Patricia Vilán, el coruñés y exsecretario de Organización con Francisco Caamaño, Emilio Vázquez, que entró en la Cámara precisamente para relevar al exministro, y la ourensana Noela Blanco, que reemplazó a Pachi Vázquez.

Con excepción de Del Burgo, el resto son novatos en las lides parlamentarias. Leiceaga podría apostar en aras de la integración por ofrecerle el puesto a otro diputado o diputada del grupo y para tender puentes con quienes no le veían como ganador de unas primarias, en las que al final sumó el 55,6% de los votos. En todo caso, será un portavoz parlamentario temporal y breve, pues el final de la legislatura se acerca. Aún así, el puesto es relevante, pues como Leiceaga carece de escaño, será su voz y su rostro en la Cámara, y sobre todo en los careos con Alberto Núñez Feijóo, los debates que más atención mediática suscitan. Es la oportunidad de la oposición para visualizar su alternativa al PP.

Autonómicas

El PSOE de Vigo ofrece ahora a Leiceaga "todo el apoyo" como candidato a presidente de la Xunta, pero también le pone deberes y le pide que "ahora se ponga a trabajar para sacar un mejor resultado en las generales y ganar las elecciones autonómicas". "Para eso están los candidatos, para ganar elecciones", afirmó ayer el alcalde de Vigo, Abel Caballero, que se había decantado en las primarias por Méndez Romeu.

No lo tiene fácil Leiceaga. El pasado 26 de junio, En Marea superó en votos a los socialistas y se situó como segunda fuerza en las generales. En las municipales del pasado año, el PSdeG además se vio superado por las mareas en A Coruña, Santiago y Ferrol.

Caballero felicitó a Leiceaga porque "ganó legítimamente" las primarias del sábado. "Hay un nuevo ciclo político que se inicia en España y Galicia y demanda referentes nuevos", afirmó el nuevo cabeza de cartel de los socialistas gallegos. "Ya pasó", aseguró Caballero, en alusión a la contienda entre Leiceaga y Méndez Romeu, y en la que él públicamente había apostado por el segundo.

Leiceaga, que discrepa en la estrategia con el regidor de Vigo, explicó que trabajará para que el PSdeG sea "la alternativa al PP" en Galicia, "la referencia de la izquierda" en Galicia, pero también sostiene que los posibles acuerdos con las mareas vendrán tras el pronunciamiento de los ciudadanos en las urnas. Es decir, los da ya por hechos. "Mantengo que hay que tener una actitud de generosidad y mano tendida, pero nada más", remarcó. Precisamente esta predisposición al entendimiento fue saludada ayer por el regidor de A Coruña, Xulio Ferreiro, y por el portavoz de AGE, Antón Sánchez.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

 

El periódico continuará ofreciendo, día a día, segundo a segundo a través de su web, el aire fresco que introdujo en 2000 en el panorama informativo coruñés

 

Enlaces recomendados: Premios Cine