La huelga de trenes provoca retrasos y traslados en autobús en enlaces sin anular

El paro de maquinistas alcanzó el 100% de seguimiento según los cálculos del sindicato convocante y un 9,5% para Renfe

11.06.2016 | 01:08
Cambios de horarios, ayer, en la estación de A Coruña.

Renfe había anunciado para ayer la cancelación de 30 trenes con origen o destino A Coruña debido a la huelga convocada por el Sindicato Español de Maquinistas y Ayudantes Ferroviarios (Semaf), pero en los servicios mínimos programados se registraron también retrasos e incluso traslados en autobús por la decisión del maquinista de no arrancar.

Los paros de 24 horas se repetirán mañana, el martes y el jueves y de esta forma los maquinistas pretenden protestar por la demora que Renfe acumula en la puesta en marcha de medidas pactadas con los sindicatos, entre ellas el plan de empleo, a través del que se pretende habilitar un sistema de salidas voluntarias de trabajadores de empresa ligadas a nuevas incorporaciones.

El incumplimiento de los servicios mínimos y la falta de personal provocaron ayer retrasos, trenes de cercanías más llenos de lo habitual y el uso de autobuses. Eso ocurrió en el tren cuya hora de salida estaba prevista ayer a las 14.40 horas de A Coruña con destino a Madrid. Los pasajeros se enteraron en la estación de San Cristóbal que debían ir en autobús hasta Ourense y que allí reanudarían el viaje en tren, aunque no estaba asegurado. Dos autobuses trasladaron a los usuarios del Alvia y llenaron la estación ourensana pasadas las 16.40 horas, cuando el tren hacia Madrid si se cumpliese el horario tendría que haber partido a las 15.50 horas.

Uno de los afectados se lamentaba de que si no llegaba a la hora que aparecía en el billete perdería otro que había comprado desde Chamartín a Valencia. Y así ocurrió porque el tren salió finalmente de Ourense pasadas las 18.00, con más de dos horas de retraso, por lo que los viajeros no llegaron a su destino hasta las 22.45 horas cuando la hora fijada eran las 20.17.

Las más de dos horas de espera hicieron perder la paciencia a algunos de los usuarios que hicieron cola en la estación ourensana para pedir el libro de reclamaciones. Muchos esperaron en el andén sin poderse sentar hasta que llegó el tren debido a la cantidad de pasajeros que se concentró en Ourense por los retrasos en algunos servicios.

Una de las usuarias lamentó vivir esta situación porque apenas usa el tren y prefiere casi siempre moverse en autobús. Su compañera de viaje, por el contrario, considera que el tren es "más cómodo" y entiende que haya huelga aunque afecte a los clientes.

El sindicato de maquinistas Semaf, convocante de los paros, cifra en un 100% el seguimiento de la huelga entre sus afiliados que no tenían que cubrir los servicios mínimos fijados por el Ministerio de Fomento y que, para Cercanías -apuntan- han sido del 75 % en hora punta y del 50 % el resto de la jornada. Por su parte, desde Renfe apunta a un seguimiento medio del paro del 9 % en el conjunto de los turnos de noche, mañana y tarde.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

 

El periódico continuará ofreciendo, día a día, segundo a segundo a través de su web, el aire fresco que introdujo en 2000 en el panorama informativo coruñés

 

Enlaces recomendados: Premios Cine