Los expertos alertan de que la primavera lluviosa provocará más incendios este verano

El agua ha causado la proliferación de vegetación que se ha convertido en "potencial combustible" - Auguran que si hay dos semanas sin lluvias habrá una oleada de fuegos

21.06.2016 | 02:28

Las principales agencias de meteorología han pronosticado que el verano, que comenzó ayer, será más seco y caluroso que en anteriores años. Hasta el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, aseguró ayer, durante la constitución del comité de prevención contra incendios entre el Ejecutivo gallego y el central, que se prevé que la temporada estival sea "calurosa". El calor y la ausencia de lluvias son las principales causas de los fuegos. La otra es la actividad de los incendiarios.

Pero en esta ocasión la situación de partida es de mayor riesgo porque los últimos meses han sido muy húmedos. "El otoño fue muy seco, pero el invierno y la primavera han sido lluviosos", recuerda Serafín González, presidente de la Sociedad Galega de Historia Natural.

El edafólogo Avelino Núñez comparte la misma idea. "La primavera, en prácticamente toda Galicia, fue claramente más lluviosa y con mayores temperaturas considerando los valores medios con respecto a años anteriores. Eso facilita el crecimiento vegetal, la producción de fitomasa y, por tanto, la provisión incrementada de potencial combustible para los incendios", explica. "Resumiendo, la situación de partida es de mayor riesgo, si consideramos que hay más combustible potencial", asegura.


Haz click para ampliar el gráfico

Pero la presencia de lluvias durante la primavera solo es una de las variables que hay tener en cuenta, según los expertos, para prever cómo será la campaña de incendios en Galicia. Para Alejandro Álvarez, presidente de la Asociación pola Conservación do Ecosistema Forestal Galego, la diferencia entre una campaña buena o mala es el tiempo que haga en verano. "La clave estará en si hay tiempo seco o no. Si hay semanas, que las habrá, secas y con sol va a haber incendios. Porque estamos en Galicia. Pero si hay lluvias, aunque quieran prender, no van a poder", reconoce.

Álvarez insiste en esta idea de la importancia del factor climatológico durante los próximos meses. "En cuanto haya tiempo seco y caluroso va a haber incendios. Da igual los medios que haya puesto la Xunta, si ha bajado o no el presupuesto, si ha llovido mucho o no en primavera? en el momento que haya tiempo seco y caluroso va a haber incendios. Dependerá de lo que la gente quiera prender ", advierte.

Algo similar apunta Serafín González. "¿Cómo va a ser este verano? Depende de cómo venga la meteorología. Simple y llanamente", sostiene. E insiste en que "por mucho que haya llovido en la primavera si vienen dos o tres semanas consecutivas sin llover habrá una oleada importante de incendios. Pero si sigue lloviendo cada 10 o 15 días y las temperaturas no suben mucho el plan de incendios funcionará y serán capaces de apagar los fuegos".

El presidente de la Asociación pola Conservación do Ecosistema Forestal Galego recuerda que en 2014 hubo muy pocos incendios (1.237 frente a los 2.859 de 2015) porque se alternaron los días de calor y los nublados. "Si el verano es así, físicamente es imposible quemar el monte. Si vienen dos semanas sin lluvias ya sabemos lo que pasa", asegura.

Otro de los factores es la gran presencia de incendiarios en la comunidad. "El régimen de incendios en Galicia no es natural. Por la vegetación y por las condiciones climáticas que tenemos la tasa de incendios que hay no es natural. Es de origen humano", afirma tajante el presidente de la Sociedad Galega de Historia Natural.

El número de incendios se ha reducido en la última década. De los 10.000 o 12.000 (con picos de 15.000 como en 1995) que había en la década de los noventa se ha pasado a una media de 3.000 en los últimos diez años. Alejandro Álvarez tiene dos explicaciones para esta rebaja: educacional y demográfica. "Que en los 90 hubiese tantos incendios y ahora no, se debe a que ahora hay más conciencia social, pero también a que hay menos gente que prende porque la mayor parte de ellos son de zonas rurales y es gente mayor y por matemática pura, el despoblamiento rural y la mortalidad, hay menos gente que pueda prender", explica.

Tanto Serafín González como Alejandro Álvarez inciden en la importancia del factor humano. "Hay muchas personas intentado quemar y esperarán a que haya unas condiciones favorables", apunta el primero. "Si quieren prender Galicia de arriba abajo la prenden, por muchos medios que haya", resume el segundo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

 

El periódico continuará ofreciendo, día a día, segundo a segundo a través de su web, el aire fresco que introdujo en 2000 en el panorama informativo coruñés

 

Enlaces recomendados: Premios Cine