La Audiencia Nacional condena a 7 años y medio de cárcel a un integrante de Resistencia Galega

El condenado hizo explosionar un artefacto en el Ayuntamiento de Baralla en octubre de 2014 causando daños materiales

06.07.2016 | 16:37

La Audiencia Nacional ha condenado a siete años y medio de prisión al integrante de la organización terrorista Resistencia Galega, Raúl Agulleiro Cartoy, tras llegar a un acuerdo la Fiscalía y la representación procesal del acusado, en prisión incondicional después de atentar contra el Ayuntamiento de Baralla (Lugo) el 2 de octubre de 2014.

El acuerdo entre las partes ha evitado la celebración del juicio que estaba previsto que tuviera lugar en la sede de la Audiencia Nacional de San Fernando de Henares, si bien el joven ha tenido que reconocer los hechos. Concretamente se le condena a 3 años de prisión por delito de pertenencia a organización criminal, 3 por el depósito de aparatos explosivos y un año y seis meses por daños terroristas.

El condenado, por su parte, se ha comprometido a renunciar a la utilización de cualquier medio violento para la consecución de fines políticos y deberá indemnizar a los perjudicados en una cantidad a determinar cuando se ejecute la sentencia. Se le impone además un año de libertad vigilada una vez cumplida la condena y seis años de inhabilitación absoluta.

El miembro de Resistencia Galega se encontraba en prisión provisional desde el 6 de octubre de 2014, cuando el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu decretó su ingreso en prisión incondicional por estos hechos, al considerarle, tras tomarle declaración, indiciariamente autor del atentado contra el consistorio gallego.

El juez justificó su envío a la cárcel por su "peligrosidad procesal", ya que a pesar de tener arraigo en España, la gravedad de la pena a la que podría ser condenado podría constituir una "tentación suficientemente intensa como para tratar de ponerse fuera del alcance del aparato judicial en caso de ser puesto en libertad".

La Fiscalía pedía 27 años de prisión

La Fiscalía pedía para el acusado un total de 27 años de prisión; seis por delito de pertenencia a organización criminal, seis por el depósito de aparatos explosivos y quince por los estragos terroristas. En su escrito, el Ministerio Público reclamaba además la inhabilitación absoluta superior a 10 años al de la duración de las penas de privación de libertad impuestas y libertad vigilada durante nueve años, además de diez años de inhabilitación especial para empleo o cargo público.

Según el informe de la Fiscalía recogido en el auto del magistrado, sobre las 00.30 horas del día 1 de octubre de 2014, el condenado se desplazó desde Santiago de Compostela al Ayuntamiento de la localidad de Baralla donde colocó un artefacto programado para estallar a las 04.45 horas del mismo día.

Su explosión provocó graves daños, con arrancamiento y destrucción total de la puerta de entrada, de la obras del suelo y muro de la fachada. El estruendo provocó también la rotura de cristales además de derribos y grietas en el interior del edificio y en los aledaños y los daños causados fueron tasados pericialmente en 222.488 euros.

Artefactos explosivos ocultos

El auto constata además que tenía en su domicilio de Santiago un plano de la ciudad de Pontevedra en el que aparecían "anotaciones manuscritas y marcados con círculo rojo o algún tipo de señal" las sedes del PP, el Ayuntamiento de la ciudad, la Residencia Militar y otros edificios oficiales.

Argulleiro también guardaba en su vivienda un juego de placas de matrícula, dinero en efectivo y material informático sobre la manipulación y activación de artefactos explosivos como el de Baralla, así como información sobre "potenciales objetivos de ataques terroristas referidos a personas, organismos públicos y empresariales y sedes de partidos políticos y de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado".

Los agentes se incautaron además de cuatro artefactos explosivos preparados para estallar que ocultaba en un zulo de la boscosa de O Pedrouzo (A Coruña), lugar hasta donde se dirigió un día antes de que se produjeran los hechos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

 

El periódico continuará ofreciendo, día a día, segundo a segundo a través de su web, el aire fresco que introdujo en 2000 en el panorama informativo coruñés

 

Enlaces recomendados: Premios Cine