La Xunta adelanta a agosto la devolución a sus empleados de las pagas suprimidas

Leiceaga califica la medida del Gobierno gallego de "electoralismo descarado" - El sindicato CSI-F lo achaca "al peso de los funcionarios para poner y quitar gobiernos"

06.08.2016 | 02:26
Una funcionaria en su puesto de trabajo.

La Xunta completará la devolución de todas las extras suprimidas a sus empleados públicos durante los años de crisis un mes antes de las elecciones autonómicas del 25 de septiembre. Los trabajadores de la Administración gallega cobrarán un extra en la nómina de agosto de unos 630 euros de media. Por un lado, la Consellería de Facenda les abonará los 180 euros correspondientes al complemento específico que les retiró en 2013. Para ello tuvo que aprobar una ley que no entró en vigor hasta el 7 de julio y, por eso, argumentan que el reintegro se tiene que hacer efectivo en la primera nómina inmediatamente posterior, es decir, la de agosto. Y además los empleados públicos recibirán los últimos 450 euros que les quedaban pendientes de la extra de Navidad eliminada por el Gobierno de Rajoy en 2012. Aunque estaba previsto que la cobrasen a finales de septiembre, el Gobierno gallego la abonará también a finales de este mes.

Fue el sindicato CSI-F quien informó de la decisión de la Xunta de adelantar a agosto la devolución de las extras, una medida que tachan de "electoralista" e "insuficiente". Desde el PSdeG-PSOE no tardaron en sumarse a las críticas. El candidato socialista, Xoaquín Fernández Leiceaga, ironizó con que la "desesperación" del actual mandatario autonómico, Alberto Núñez Feijóo, le ha llevado a "enmendarse a sí mismo" en lo relativo al adelanto de la devolución de las pagas extras de 2012 y 2013 a los funcionarios. Y cargó contra lo que considera "electoralismo descarado" al tiempo que le ha advertido de que su pretensión de que los gallegos "olviden lo que no hizo en siete años no dará resultado".

Desde la Consellería de Facenda explican que el compromiso de la Xunta era devolver los 180 euros del complemento específico "en cuanto fuese posible". Al entrar en vigor la ley el 7 de julio, el abono se hará en agosto. Se trata de una parte de la paga que suprimió la Xunta en 2013 y que como, no entró en vigor hasta el 1 de marzo de ese año, ahora le corresponde devolver, tal y como reconocen varias sentencias judiciales, la cuantía correspondiente a los meses de enero y febrero.

El reintegro de la extra de Navidad, sin embargo, estaba planificado para septiembre. La razón que esgrime la Xunta para adelantarla a agosto y que los empleados públicos la cobren justo antes de las elecciones autonómicas es que así se hace un único abono con las dos pagas suprimidas y "no se duplica el trabajo". "Consideramos que esta decisión tiene buena acogida en los trabajadores y, de hecho, el sindicato CSI-F lo valora positivamente", aseguran.

Desde el sindicato valoran positivamente que se devuelvan estas pagas pero advierten a la Xunta que "quedan por recuperar muchos derechos laborales y acuerdos retributivos suspendidos durante los años de crisis". Además ironizan sobre "el peso de los funcionarios para quitar y poner gobiernos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

 

El periódico continuará ofreciendo, día a día, segundo a segundo a través de su web, el aire fresco que introdujo en 2000 en el panorama informativo coruñés

 

Enlaces recomendados: Premios Cine