Un incendio en la Ribeira Sacra arrasa más de 50 hectáreas cerca del Cañón del Sil

Otro fuego en A Veiga calcina otro medio centenar de hectáreas n La Xunta cuantificará en septiembre los daños para pagar a los afectados

24.08.2016 | 00:53
Una vecina observa el avance del incendio en el Cañón del Sil.

La Ribeira Sacra, una de las joyas paisajísticas de la provincia de Ourense, se vio afectada ayer un incendio que arrasó una superficie que supera las 50 hectáreas. Las llamas, que comenzaron en Nogueria de Ramuín, se quedaron a tan solo tres kilómetros del Cañón do Sil.

El foco se declaró a las 15.37 horas en la parroquia de Vilar de Cerreda, cerca del lugar en el que mañana finaliza la etapa de La Vuelta. No es el único que afectó ayer en la provincia a una zona con valor ecológico. En la Serra do Eixe, en el concello de A Veiga, otro fuego con dos focos, según fuentes del servicio de extinción, sumaba anoche una superficie calcinada de otro medio centenar de hectáreas.

La BRIF helitransportada con base en Laza colaboró en las tareas de extinción del incendio que se aproximó al Cañón do Sil en una zona, la Ribeira Sacra, que aspira a ser catalogada como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Para este foco, el Ministerio de Medio Ambiente desplegó tres aviones de 5.500 litros de capacidad de descarga, llegados de la base coruñesa de Lavacolla. Para el incendio también se desplazó un avión de comunicaciones de la base salmantina de Matacán. Además apoyó con dos aviones de carga en tierra de 3.100 litros de capacidad de descarga, más dos aviones anfibios, de 3.100 litros llegados desde la base de Rosinos (Zamora), para hacer frente al incendio de A Veiga.

Un tercer incendio forestal afectó ayer a la provincia de Ourense, en A Merca. Según las estimaciones provisionales de la Consellería de Medio Rural, ardieron 23 hectáreas, de las que un total de 22,2 eran de monte raso.

Créditos

La conselleira de Medio Rural, Ángeles Vázquez, apuntó a septiembre como plazo estimado para que la Xunta tenga lista la cuantificación de los daños que generaron los incendios este mes en Galicia. Será a partir de entonces cuando los afectados puedan recibir las ayudas directas y los créditos que tiene previsto aplicar el Gobierno gallego. Así lo indicó ayer antes de reunirse con Martiño Noriega, alcalde de Santiago, uno de los municipios afectados por la ola de fuegos.

"No sirve de nada habilitar un crédito sin antes hablar con la administración más cercana al ciudadano", resaltó Vázquez, después de que el regidor evitase dar cifras acerca de lo que estima necesario para resarcir a los perjudicados en la capital gallega. La conselleira de Medio Rural recordó que ya se entrevistó con diez consistorios de Pontevedra y con el primer edil de Porto do Son y le queda citarse con dos municipios ourensanos.

Preguntada sobre si la Xunta no teme que esto suponga un incentivo para los incendiarios, alegó que el Gobierno gallego intentará "acabar" con "los que intentan destruir", pero que el Ejecutivo autonómico está "aquí hoy para construir". Así, defendió "estar ahí presente" tanto para montes comunales como para gente a nivel privado que hizo una inversión que constituye sus "ahorros de futuro o presente".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

 

El periódico continuará ofreciendo, día a día, segundo a segundo a través de su web, el aire fresco que introdujo en 2000 en el panorama informativo coruñés

 

Enlaces recomendados: Premios Cine