Galicia, Castilla y León y Madrid se unen para reivindicar la conclusión del AVE

Las tres comunidades demandan una revisión de la financiación autonómica que garantice el equilibrio territorial - Abogan también por una reforma de la Ley Electoral

15.10.2016 | 02:16
Ángel Garrido, De Santiago-Juárez y Alfonso Rueda.

Galicia, Madrid y Castilla y León impulsarán un eje de cooperación económica, cultura y social en las materias de interés común cuyo contenido se plasmará en un pacto que firmarán en la segunda quincena de enero los presidentes de las tres comunidades autónomas, todas del gobernadas por el PP. Este frente común comenzó ayer a tomar forma con una reunión previa en Valladolid de los números dos de los respectivos gobiernos autonómicos, que como principales reivindicaciones lanzaron la conclusión de las obras del AVE entre Galicia y Madrid, el cambio del modelo de financiación y una reforma de la Ley Electoral que favorezca la formación de gobierno por el partido más votado.

A la cita de Valladolid acudieron el vicepresidente de la Xunta en funciones, Alfonso Rueda, el de la Junta de Castilla y León, José Antonio de Santiago-Juárez, y el consejero de Presidencia y Justicia de Madrid, Ángel Garrido.

De desgranar los distintos puntos en los que se articulará el acuerdo se encargó De Santiago-Juárez, que en primer lugar, citó la solicitud al Gobierno central para que "continúe el impulso decidido" de las obras de la línea de alta velocidad. "Esta infraestructura será el engranaje de este eje Madrid-Castilla y León-Galicia", destacó. Alfonso Rueda añadió que a las tres comunidades esta obra les "importa especialmente".

La previsión oficial es que la línea entre en funcionamiento en 2018, si bien aún está pendiente de licitar la construcción de los 16 kilómetros por los que el AVE entrará en la ciudad de Ourense.

La segunda reivindicación conjunta es la de un nuevo modelo de financiación autonómica "justo y suficiente", si bien De Santiago-Juárez advirtió de que la propuesta podría sorprender, ya que en el trío figura la Comunidad de Madrid, que en nada se parece a la de Galicia y Castilla y León ni comparte sus problemas despoblación y envejecimiento. "Madrid no va a estar en contra si el nuevo modelo es justo y corrige los desequilibrios", intervino Garrido. "Esta reivindicación conjunta no debe resultar sorprendente, pues el modelo debe ser revisado para que sirva para equilibrar territorios,", comentó Rueda.

A principios de junio, el titular de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, propuso la creación de un fondo específico en la financiación autonómica para revitalizar la demografía y compensar el envejecimiento, a lo que diez días después el presidente en funciones del Gobierno, Mariano Rajoy, respondió aceptando la propuesta gallega y anunciando la creación de un fondo de cohesión demográfica

En su reunión de ayer, los tres consejeros coincidieron en destacar que el eje de cooperación no consiste en un "frente autonómico", sino en una fórmula para profundizar en el "éxito" de España con un conjunto de intereses comunes que unen a los tres territorios y que nunca van a llegar al enfrentamiento.

Las tres comunidades también abogan por una reforma de la Ley Electoral, "más necesaria que nunca después de lo que ha ocurrido en este último año", para facilitar la formación de gobierno del partido que más respaldo obtenga en las urnas. Eso sí, defendieron que la modificación se afronte con el mayor consenso posible. No dieron detalles sobre los cambios concretos, pero apostaron por impedir los bloqueos y por reducir la duración de las campañas electorales.

"Son muchas cosas las que nos unen además de España, de hablar de España con absoluta normalidad", sostuvo De Santiago-Juárez, para quien una vez consolidado el "modelo de éxito" del estado de las autonomías se trata de dar pasos para ver cómo avanzar y mejorar, y en ese sentido el acuerdo se centrará en los ejes de movilidad, financiación y cultura.

El portavoz y consejero de Presidencia y Justicia de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, explicó que el de ayer fue un primer punto de intercambio de información sobre las "experiencias y buenas prácticas de un modelo de éxito en gestión y regeneración democrática" de las tres autonomías.

En esa idea de defensa "de tres modelos de éxito" coincidió el vicepresidente de la Xunta en funciones, Alfonso Rueda, para quien no se trata de hacer "un frente común contra nadie" sino para impulsar aspectos como la conclusión del AVE de Madrid a Galicia por Castilla y León, o que se cuente con una financiación suficiente que sirva para el reequilibrio territorial de cada autonomía.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

 

El periódico continuará ofreciendo, día a día, segundo a segundo a través de su web, el aire fresco que introdujo en 2000 en el panorama informativo coruñés

 

Enlaces recomendados: Premios Cine