Los recortes de Xunta y Estado hacen caer la obra pública un 7% tras el repunte de 2014

Las administraciones licitaron entre enero y febrero proyectos por 44,5 millones, más del 40% el Ejecutivo autonómico - La inversión en A Coruña cae un 46%

21.03.2017 | 10:34

Al sector del ladrillo en Galicia le cuesta poner en marcha las excavadoras y las palas. Tras un 2016 en el que las administraciones volvieron a abrir el grifo a la obra pública, este año comienza con contados proyectos para las empresas constructoras. Los contratos sacados a concurso en enero y febrero por Xunta, Estado, ayuntamientos, diputaciones y universidades en la comunidad se quedan en poco más de 44,5 millones de euros, casi un 7% menos que los 47,8 millones licitados en el mismo periodo del año pasado, según el balance de la Federación Gallega de la Construcción.

Tras siete años consecutivos de fuerte recesión, el sector de la construcción dio un giro a las negras cifras en 2014, primer año desde el pinchazo de la burbuja inmobiliaria en el que los proyectos licitados por las administraciones públicas en Galicia aumentaron. Fue en 2013, cuando el sector de la construcción tocó suelo en la comunidad, como poco más de 645 millones en obra pública, frente a los más de 2.800 millones que se superaron en época de bonanza económica.

En 2016 se mantuvo esa curva que abrió la puerta al despegue de la obra pública. Pero los dos primeros meses de este año auguran un panorama complicado y de incertidumbre para las constructoras de la comunidad, que en los últimos años abrieron una guerra de ofertas por el desplome de la obra pública. La rebaja media se sitúa en el 15% pero en algunos contratos llegan al 40%, una oferta que según reconocen desde el sector de la construcción, no llega para cubrir los costes.


Haz click para ampliar el gráfico

Y si hace unos años, las grandes empresas de la construcción en la comunidad no concurrían por proyectos inferiores al millón de euros, ahora compiten en contratos que ni superan los 300.0000 euros.

Balance


Los recortes en inversión pública agravan la asfixia económica que arrastraba el sector de la construcción en Galicia desde que estalló la crisis, una situación que ha llevado en los últimos años a decenas de empresas a presentarse a contratos en el extranjero. Desde Perú hasta Australia. Tanto infraestructuras como urbanizaciones.

Provincias

Por provincias, A Coruña y Ourense están en la lista de recortes en el arranque del año, con una caída los proyectos licitados del 46% y el 67%, respectivamente. Por el contrario, en Lugo, los contratos aumentaron más de un 18% y en Pontevedra, casi se cuadruplicaron. En cifras absolutas, Pontevedra lidera la tabla gallega, con una inversión de más de 19,2 millones; seguida de A Coruña, con 18,1. Cierran la lista Lugo, con 5,9 millones y Ourense, con casi 1,3.

El Ejecutivo autonómico, Administración central y corporaciones provinciales protagonizaron en el arranque de este año los tijeretazos en obra pública. Las diputaciones fueron las que más recortaron en edificaciones y obra civil, un 70% menos que en los dos primeros meses de 2016.

Le siguen en el ranking, las partidas del Estado, hasta un 40% menos que hace un año con un total de 2,4 millones frente a los más de 4 millones de enero y febrero del año pasado. La licitación de la Xunta cayó hasta los 18,8 millones, un 2,3% menos que el mismo periodo del ejercicio anterior. Por el contrario concellos y universidades inyectaron más fondos en sus licitaciones, más del doble en el caso de los ayuntamientos (casi 10,6 millones de euros) y más del triple desde las universidades (más de 7 millones de euros).


Frente a ejercicios anteriores, en los que el Estado licitaba casi el 80% de los contratos en Galicia por las obras del AVE, en el arranque de 2017 la tarta de obra pública procedente del Gobierno central apenas supone un 5,5% del total en la comunidad. A la cabeza, está la inversión de la Xunta, con más del 42%, seguida de los proyectos sacados a concurso por los concellos (casi la cuarta parte); las universidades (16,11%) y las diputaciones (12,24%).


De los casi 19 millones de euros licitados por la Xunta en enero y febrero, el mayor bocado se lo lleva la Axencia Galega de Infraestruturas, con más de 7 millones de euros, seguida de la Consellería de Presidencia (más de 3,7 millones) y la Axencia de Turismo (casi 3,1 millones). La tijera se mete en las licitaciones de prácticamente todos los departamentos del Ejecutivo autonómico. La excepción son la Consellería de Medio Ambiente, que duplicó sus obras sacadas a concursos (más de 770.000 euros frente a los apenas 369.000 de los dos primeros meses del año pasado), y la Consellería de Cultura, Educación e Ordenación Universitaria, que incrementó sus licitaciones más de un 75%, hasta casi 721.0000 euros.


Por parte del Estado, las obras licitadas en la Autoridad Portuaria de A Coruña se llevan 1,8 millones, casi el 75% de toda los contratos públicos del Gobierno central en los dos primeros meses del año. La partida de Adif apenas representa el 3% del total y la de Aena, casi el 8%.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

 

El periódico continuará ofreciendo, día a día, segundo a segundo a través de su web, el aire fresco que introdujo en 2000 en el panorama informativo coruñés

 

Enlaces recomendados: Premios Cine