Galicia registra medio centenar de seísmos desde agosto, solo dos de intensidad

El triángulo Triacastela-Sarria-Baralla sufre cuatro terremotos entre el 16 y el 19 de abril - En lo que va de siglo, 99 sacudidas de más de 2,5 grados

30.04.2017 | 16:00

Cada año se producen decenas de terremotos en Galicia, pero la gran mayoría tienen magnitudes muy pequeñas y son imperceptibles para la población porque se producen a más de 10 kilómetros bajo tierra. En algunos casos su epicentro se localiza a más de 20 kilómetros de profundidad. Los seísmos que pasan casi desapercibidos para las personas son los que no alcanzan los 2,9 grados en la escala de Richter. A partir de esa cifra se mueven los objetos colgados y la mayoría de las personas los sienten.

En Galicia se han producido medio centenar de temblores desde el pasado mes de agosto, pero solo dos pasaron de los 3 grados: el primero fue en Vilar de Santos (Ourense), el 12 de octubre, que alcanzó los 3,1, y el segundo en Triacastela (Lugo) el pasado 16 de abril, que llegó hasta los 3,6. Este último se sintió con intensidad en varios municipios de la provincia lucense como Becerreá, Sarria y Quiroga y con algo menos de intensidad en zonas de Chantada, Lugo y Monforte de Lemos.

Precisamente, el triángulo formado por las localidades lucenses de Triacastela, Sarria y Baralla ha vuelto a reactivarse tras varios años de letargo. Entre el 16 y el 19 de abril se produjeron cuatro sacudidas en esta zona (tres en Triacastela y uno en Baralla) con magnitudes entre 1,5 y 3,6 grados.


Haz click para ampliar el gráfico

En lo que va de siglo, la comunidad ha sufrido 99 movimientos sísmicos de más de 2,5 grados, los dos últimos, el del pasado 16 de abril en Triacastela y el del 24 de enero en Vimianzo que tuvo una magnitud de 2,1 grados.

Pese al incremento de actividad en Lugo, las provincias de A Coruña y Pontevedra soportan desde el año 2000 la mayor parte de los terremotos más importantes. Desde entonces, en la primera se han producido 45 y en la segunda, 37. Entre las dos suman el 82% del total.

En las últimas dos décadas se ha producido un cambio en la actividad sísmica en Galicia, además de una reducción de los seísmos. Lugo era la provincia que sufría más sacudidas, con numerosos temblores entre 1995 y 1997. Hasta entonces no se había registrado una actividad sísmica relevante en esta zona. Sin embargo, a finales de la década de los ochenta aumentó el número de terremotos en las cercanías de Triacastela, Sarria o Becerreá.

En 1995 hubo 34 seísmos en la comunidad. De ellos, 24 se produjeron en la provincia de Lugo. Dos años más tarde llegaron hasta los 69 en Galicia, de los que 58 tuvieron como epicentro el área de Triacastela, Baralla y Quiroga.

En 1997 esta zona tembló más de 150 ocasiones entre el 21 y el 25 de mayo. El día 21 se produjo un temblor de 5,3 grados, el de mayor magnitud del pasado siglo en Galicia. Después se produjo el centenar y medio de replicas que llegaron a alcanzar en media docena de ocasiones los 4 grados de intensidad. Aquellos movimientos sísmicos se notaron en toda Galicia. También en Portugal, Asturias, Cantabria y Castilla y León.

En los siguientes años, la actividad ha continuado en la provincia de Lugo, pero con menor intensidad. Por ejemplo, de las 168 sacudidas que hubo en la comunidad en 2006, 108 fueron en esta zona, pero ninguna superó los dos grados de intensidad. Lo mismo sucedió en 2007, cuando de las 132 que se produjeron en Galicia, 78 fueron en Lugo. Pero de nuevo, todas fueron de baja potencia.

La proporción se ha mantenido en los siguientes años. Lugo fue el foco de 80 de los 159 terremotos de 2008 y de 44 de los 81 de 2009. Pero de nuevo ninguno de ellos fue relevante. En los dos años solo hubo cinco por encima de los dos grados.

La actividad sísmica en la zona de Becerreá, Sarria y Triacastela no se ha reducido desde el arranque del siglo, pero ahora es de menor intensidad. En los últimos 15 años solo se han producido cinco seísmos en toda la provincia de Lugo por encima de los dos grados y medio. El último, el pasado 16 de abril.

Desde el inicio del siglo, los temblores, aunque mucho menos que los que hubo en Lugo, se han trasladado a A Coruña y Pontevedra. Desde 2002 la comunidad no ha tenido ningún año más de 10 sacudidas por encima de los dos grados. Entre 1995 y 2001 siempre se superaron los dos dígitos con el pico de 69 en 1997.

En la última década ha habido 20 movimientos sísmicos importantes (más de 2,5 grados) en la provincia de A Coruña. Los tres focos con mayores terremotos se localizaron en A Costa da Morte ( Laxe, Vimianzo y Carnota), Porto do Son y Santa Uxía de Ribera.

En Pontevedra, en el mismo periodo, hubo 18. Los epicentros fueron en Santiago de Covelo, A Igrexa y Mondariz.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

 

El periódico continuará ofreciendo, día a día, segundo a segundo a través de su web, el aire fresco que introdujo en 2000 en el panorama informativo coruñés

 

Enlaces recomendados: Premios Cine