La Xunta multará desde julio a los agricultores que no destruyan patata en las zonas infectadas

Medio Rural ha recogido 271 toneladas de tubérculo en 8.000 fincas de 6.500 productores - Los afectados empezarán a cobrar las indemnizaciones el próximo mes

21.06.2017 | 01:45
Recogida de patatas en la comarca de A Limia.

La Consellería de Medio Rural ha recogido 271 toneladas de patata en los 31 concellos gallegos -13 en A Coruña y 18 en Lugo- en los que en los que el Ministerio de Agricultura prohibió la plantación durante dos años para evitar el avance de la plaga de la polilla guatemalteca. Del total de toneladas recogidas, 82 fueron de patata de simiente, 33 para consumo y la mayoría, unas 156 toneladas, se desenterraron de las plantaciones para su destrucción. Estas cantidades se recogieron en las 3.946 fincas registradas por 3.326 productores coruñeses en las oficinas agrarias y de la Xunta y en 4.066 que pertenecen a 3.104 agricultores lucenses. En toda Galicia son más de 8.000 terrenos de 6.520 dueños. Estas cifras podrían aumentar un poco más la próxima semana cuando los técnicos del departamento autonómico cierren la segunda vuelta para recoger el tubérculo plantado o almacenado de los propietarios de los ayuntamientos afectados que aún no habían anotado sus parcelas. Una vez finalizada, los inspectores de Medio Rural empezarán a sancionar a los productores de los 31 municipios amenazados por la polilla que incumplan el decreto del Gobierno. Las sanciones podrán alcanzar los 3.000 euros.

"Quisimos hacer una primera labor pedagógica con charlas y hemos notado una respuesta positiva que se aprecia en el número de fincas registradas. Pero ahora tenemos que ser ejemplarizantes porque no sería justo para los 6.500 agricultores que sí declararon sus plantaciones ver a los del lado que siguen plantando", declaró ayer a este diario la directora xeral de Agricultura, Belén do Campo. Recordó que desde principios de mayo 40 técnicos de la Consellería participaron en la recogida con 20 furgonetas y se repartieron 37.000 sacos.

En cuanto a las indemnizaciones, la Xunta habilitó una partida de 250.000 euros para abonar 70 céntimos por kilo para la patata de simiente; 30 céntimos para las de autoconsumo ya guardadas; y 40 céntimos por metro cuadrado en el caso de los tubérculos plantados y arrancados. Do Campo confirma que el Gobierno gallego está trabajando en el cálculo de las cuantías que le corresponden a cada demandante. Los propietarios tienen hasta octubre para pedir las ayudas y Medio Rural empezará a pagar a los primeros solicitantes a finales de este mes o principios de julio.

La directora xeral de Agricultura confirma que la Guardia Civil y la policía autonómica seguirán con los controles aleatorios del transporte del tubérculo afectado para evitar que salga producto de los concellos en los que se decretó la cuarentena. También los ayuntamientos afectados deberán seguir vigilando que en los mercados y ferias no se venda patata a granel ni en cajas, sino en sacos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

 

El periódico continuará ofreciendo, día a día, segundo a segundo a través de su web, el aire fresco que introdujo en 2000 en el panorama informativo coruñés

 

Enlaces recomendados: Premios Cine