Galicia pierde 20.000 jóvenes cada año y la población cae al mínimo desde 2003

La comunidad se queda con 2,71 millones de habitantes tras reducirse en otros 9.495, a pesar de que la llegada de extranjeros y el retorno de emigrados crece un 29%

30.06.2017 | 01:37

Cada actualización de las cifras de habitantes en Galicia deja una alerta nueva en el preocupante invierno demográfico. Aunque las proyecciones realizadas hace cinco años pintaban un panorama un poco más pesimista que lo ocurrido finalmente hasta este 2017, con 2.710.607 residentes a 1 de enero frente a los 2.680.000 previstos, la comunidad no para de adelgazar y lo hace especialmente en los jóvenes. Un anticipo de que lo peor está todavía por llegar ante la falta de relevo generacional en el mercado de trabajo y sin población en las edades de referencia para la maternidad. Galicia pierde cada ejercicio alrededor de 20.000 personas de entre 20 y 35 años, según los datos publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Hay dos Españas en el mapa demográfico del pasado año. Nueve comunidades y Ceuta y Melilla con la población al alza y otras ocho, las más envejecidas, que siguen a la baja. Frente a un ascenso en el conjunto del Estado del 0,2%, con 88.867 habitantes más que en 2015, el número de residentes den Galicia disminuyó en un año en 9.495 (-0,35%). Es la quinta comunidad con mayor recorte, por detrás de Castilla-La Mancha (-0,42%), Asturias (-0,62%), Extremadura (-0,67%) y Castilla y León (-0,76%). Los incrementos más fuertes están en Baleares (1,35%), Canarias (0,92%) y Madrid (0,8%).

Galicia se queda con la cifra de vecinos más baja de los últimos 14 años. Para encontrar un volumen menor de población hay que retroceder hasta 2003, cuando rondaba los 2,707 millones. En comparación con el máximo registrado el 1 de enero de 2011 (2.773.415), la autonomía acumula una caída de casi 69.000 habitantes.


Haz click para ampliar el gráfico

Pirámide poblacional

Hace tiempo que la pirámide de población autonómica tiene poco ya de eso, de pirámide. La base se estrecha y crece la cúspide a pasos agigantados. Hay 213.800 menores de 10 años. Y 236.874 mayores de 80. Mientras los primeros se reducen en el último año en 2.685, los más longevos aumentan en 6.500, como apunta el INE. El grupo de gallegos que superan los 65 años eran en 2011 el 22%. En 2015 representaban el 24,3%. Ahora acarician la cuarta parte de la población: el 24,6%.

El desplome demográfico se concentra en Galicia en la población a partir de los 20 años. De esa edad a los 24, el descenso en solo un ejercicio alcanza el 2,9% (3.312 menos). Entre los 25 y los 29 años cae un 3,2% (4.245). Y un 6,2% entre 30 y 34 años (10.559). Los tres grupos suman una bajada del 18.116 habitantes, en línea con la media de 20.000 menos al año que se está dando desde que en 2011 Galicia agudizó su pérdida de población.

En estos seis últimos ejercicios, van 133.381 gallegos menos de 20 a 35 años. Entre los 35 y los 39 años hay igualmente una reducción notable en la comunidad durante el último año, del 3,7% respecto a 2015 (8.118). De 60 a 64 años, en cambio, el avance se sitúa en el 2,4% (4.131) y del 3,7% en los residentes de 70 a 74 años (5.484 más).

La metamorfosis constante de la demografía gallega tiene esta vez más que ver con los fenómenos naturales -12.683 muertes más que nacimientos en 2016, el peor saldo vegetativo de España- que con los movimientos migratorios. Que, de hecho, el pasado ejercicio jugaron a favor de la población. Llegaron más de los que se fueron, y ni así la comunidad sale de los números rojos.

Desde otros países vinieron 13.159 personas a Galicia en 2016, lo que supone un incremento del 29,2% en comparación con 2015 (10.181). Es el flujo más cuantioso desde el año 2008 y está por encima de la media nacional, del 21,9%. Seis de cada diez eran extranjeros (8.526), un 36,5% más -el tercer mayor ascenso entre las autonomías- que el ejercicio precedente; y el resto (4.633) tenían nacionalidad española, con un alza del 17,6%.

El éxodo al exterior, por el contrario, se contiene tras el periodo de grave crisis económica. Fueron 8.386 emigrantes en 2016 hacia otros países tras un descenso del 17,3%, según el balance del INE. Desde 2008 no se iba menos gente de Galicia. Aunque siguen siendo mayoritarios los españoles, con 4.096 salidas (un 34,8% menos que en 2015), que ciudadanos extranjeros que retornan a su país de origen o buscan una oportunidad laboral en otro país, 3.480 (una bajada anual cercana al 10%).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

 

El periódico continuará ofreciendo, día a día, segundo a segundo a través de su web, el aire fresco que introdujo en 2000 en el panorama informativo coruñés

 

Enlaces recomendados: Premios Cine