Galicia en alerta por sequía en octubre si este mes llueve menos de la media

Las precipitaciones deberán superar los 70 litros por metro cuadrado en septiembre. La comunidad acumula un déficit de precipitaciones del 40% en lo que va de año. Está en prealerta desde el pasado mes de enero

02.09.2017 | 09:34
Reunión de ayer de la Oficina Técnica da Seca.

Galicia encadena desde enero la prealerta en sequía, y así se mantendrá hasta el 1 de octubre, según confirmó ayer la Oficina Técnica da Seca integrada por Augas de Galicia, la Consellería de Medio Rural, la Axencia Galega de Emerxencias y MeteoGalicia. Pero si durante este mes las precipitaciones no superan los 70 litros por metro cuadrado -la media sobre la que se mueven las lluvias en septiembre-, sería necesario activar el nivel de alerta, tal y como advirtió ayer el presidente de la Confederación Hidrográfica Miño-Sil (CHMS), Francisco Marín. Sería la primera alerta decretada desde la creación del organismo en 2008, aunque la prealerta anterior a la de este ejercicio se produjo en 2015. En lo que va de año, las precipitaciones acumuladas en Galicia se sitúan un 40% por debajo de la media y si en septiembre no llueve más de 70 litros por metro cuadrado además de activarse la alerta por sequía 2017 se convertirá en el año más seco de toda la serie histórica, cuyas primeras estadísticas datan de 1982. Las expectativas no son muy positivas porque el portal eltiempo.es pronostica un otoño más seco de lo habitual en Galicia y en el resto del noroeste peninsular, por lo que este déficit de lluvias podría "agravar" la situación de sequía.

Las demarcaciones hidrográficas Miño-Sil y Galicia-Costa seguirán en septiembre en prealerta por sequía, lo que significa que la Xunta mantendrá un control "exhaustivo" de los niveles de las cuencas ubicadas en el centro y sur de la comunidad que presentan caudales bajos para esta época del año. En esta situación se encuentran ríos pequeños como el Castro y el Tambre, ambos en la provincia de A Coruña, y el Ulla en la de Pontevedra. El cauce también es inferior en ríos de las Rías Baixas como el Grova o el Miñor. En estas áreas el Gobierno gallego reforzará la vigilancia por si fuese necesario activar alguna medida extraordinaria antes de la próxima reunión de la Oficina Técnica da Seca a principios de octubre coincidiendo con el fin del año hidrológico. El acceso al agua en estos puntos más problemáticos se está garantizando mediante la solicitud de nuevos puntos de captación .

Pese al déficit de lluvias, los embalses de la demarcación Galicia-Costa están a un 71,27% de su capacidad, lo que para el organismo es una situación "estable" aunque sean ocho puntos menos respecto al mismo periodo del año pasado. En el caso de la cuenca Miño-Sil, se mantiene en niveles del 57%, una cifra que muestra según Marín "un comportamiento muy bueno". La conselleira de Medio Ambiente, Beatriz Mato, destacó ayer que pese a esta "circunstancia atípica" de escasez de precipitaciones, el abastecimiento en las ciudades y los grandes núcleos de población está garantizado.

La Xunta también continuará con la campaña de concienciación en la que se insta a los ciudadanos a hacer un uso responsable del agua. En esta línea, el Ejecutivo autonómico ya envió el pasado mayo una carta a los concellos con medidas para controlar el uso de este recurso como la limitación en el baldeo y la limpieza e calles, el llenado de piscinas o el mantenimiento de la red de abastecimiento.

Pero si el mes que viene la comunidad gallega entra en alerta por sequía estas actuaciones serían más restrictivas. Marín avisa de que se tomarían medidas con el objetivo e "tener a buen recaudo el agua" como restringir los usos no prioritarios y modificar las leyes de explotación de los embalses. Además, se obligaría a reducir el riego de jardines y el baldeo nocturno por imposición y no como hasta ahora, que simplemente es una recomendación. De todas formas, el abastecimiento -aclara- está asegurado, por lo que aún con la declaración del nivel de alerta, los ciudadanos no sufrirían cortes de suministro.

Para evitar la sequía la recta final del verano tendría que estar pasada por agua, al igual que los primeros días del otoño que empezará el día 22. A corto plazo, las previsiones de MeteoGalicia apuntan, sin embargo, que salvo algunas lloviznas mañana por la noche la influencia anticiclónica y, por tanto, el tiempo soleado predominarán en la geografía gallega toda la semana que viene. Ya de cara al otoño, el portal eltiempo.es avisa también de que el anticiclón estará situado en la nueva estación en el centro y sur de la Península, lo que provocará un trimestre cálido con anomalías de hasta medio grado por encima de los valores habituales de temperatura y sobre todo seco con lluvias hasta 50 litros por metro cuadrado por debajo de la media en el noroeste.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

 

El periódico continuará ofreciendo, día a día, segundo a segundo a través de su web, el aire fresco que introdujo en 2000 en el panorama informativo coruñés

 

Enlaces recomendados: Premios Cine