Bajo el influjo del 'catastrazo' y el saneamiento presupuestario

11.09.2017 | 00:51

En el concello de Ponteareas pueden aflojar con el IBI este año, un recibo que no paraba de crecer desde 2010. Será un 10% más barato -el máximo que permite el Catastro- porque el Gobierno local comienza a ver la luz tras años de un estricto régimen económico para sanear sus cuentas. Las previsiones de 2017, sin embargo, aún muestran una subida del 110% en impuestos, desde los 3,8 millones hasta los 7,9.

La revisión del catastro que puso en marcha el Ministerio de Hacienda en 2016 está detrás de la gran subida en los ingresos fiscales previstos en Samos (Lugo). Este ejercicio pasarán de recaudar 139.400 euros a 260.645, un 87% más, y con una "estimación a la baja" gracias a la polémica actualización del departamento de dirige Cristóbal Montoro y que afectó tanto a inmuebles rústicos como urbanos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

 

El periódico continuará ofreciendo, día a día, segundo a segundo a través de su web, el aire fresco que introdujo en 2000 en el panorama informativo coruñés

 

Enlaces recomendados: Premios Cine