Los otoños fríos serán una excepción

MeteoGalicia asegura que las altas temperaturas "serán la norma" - No se esperan lluvias, al menos, hasta la segunda quincena del mes

09.10.2017 | 01:38

En pleno otoño, el mercurio superó los 30 grados en algunas localidades gallegas. Las altas temperaturas con las que comenzó octubre se mantendrán esta semana, con máximas que se moverán entre los 22 y los 33 grados y mínimas que llegarán a marcar 14º. Para las lluvias, habrá que esperar, al menos, hasta la segunda quincena del mes. Esta situación de déficit hidrológico que arrastra la comunidad desde hace ya cinco estaciones ha obligado a activar la semana pasada la alerta por sequía en varias cuencas e incluso a cortar el suministro en las fuentes y a limitar los baldeos de calles en varios concellos. El mapa meteorológico con el que Galicia arrancó este otoño tendrá a repetirse los próximos años. Desde MeteoGalicia, advierten de que los otoños fríos se convertirán, a medida que pasen los años, en una "excepción" ya que las altas temperaturas a partir de septiembre "serán la norma".

"El clima no cambió, lo normal es que recuperemos las borrascas", adelantó ayer el coordinador de Predicción Operativa de MeteoGalicia, Juan Taboada, en una entrevista a Radio Nacional. A medida que se avance en el invierno, según apuntó, "lo normal es que vuelva el frío".

Pero el inicio del otoño ha dejado valores que rondan e incluso superan los 30 grados en algunos puntos de la comunidad. La semana continuará con buen tiempo. De las ciudades, Ourense batirá el récord con 33º. En Pontevedra se alcanzarán los 29º y en Santiago, 28. Les siguen en el ranking Lugo, con 26 y Ferrol y Vigo, con 25. La lista la cierra A Coruña, con 22º, donde las mínimas llegarán a los 14. En el resto de urbes, las temperaturas mínimas se moverán entre los 6º de Lugo y los 12º de Vigo.

Ya va más de una semana de octubre sin rastro de lluvia y la sequía se agrava tras unos de los meses de septiembre más secos de los últimos años. Durante el último otoño invierno, según recordó Taboada, los niveles de lluvia en la comunidad se situaron ya entre en 30 y 40% por debajo de lo normal. Ahora habrá que esperar hasta la segunda quincena del mes para que los embalses mejoren sus reservas. La falta de lluvias en los últimos meses se debe a que el anticiclón de las Azores se encuentra desplazado hacia el norte. Este fenómeno hace que las borrascas atlánticas que continuamente llegan al noroeste peninsular se desvíen más hacia el norte. Desde MeteoGalicia avanzan que esta situación se corregirá a partir de la próxima semana, lo que hará que vuelvan las precipitaciones. Pero "de nada sirve que llueva, si son lluvias torrenciales", advierte el experto, al tiempo que descarta que en un futuro próximo puedan producirse fenómenos meteorológicos extremos en Galicia como huracanes. "En la creación de huracanes influye la temperatura del mar y la del Atlántico que baña la comunidad es baja", argumenta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

 

El periódico continuará ofreciendo, día a día, segundo a segundo a través de su web, el aire fresco que introdujo en 2000 en el panorama informativo coruñés

 

Enlaces recomendados: Premios Cine