Ola de incendios

Los compañeros del detenido de Os Blancos: "Es un cabeza de turco"

Solicitan su salida de prisión al considerar que contra él puede haber indicios de una imprudencia pero no de delito

28.10.2017 | 01:29

La Junta de Personal de la Administración de Justicia de Pontevedra ha salido en defensa de su compañero, el detenido por el incendio de Os Blancos y en prisión preventiva sin fianza desde el 18 de octubre. M.A.M., funcionario de un juzgado de Vigo, es, para sus compañeros "un cabeza de turco" usado para "desviar la atención de los graves fallos del Gobierno gallego por una nefasta política contra los incendios y de protección de nuestros montes". La asociación ecologista Arco Iris ya salió en días pasados también a denunciar que el primer detenido por la ola de incendios, que tiene antecedentes previos por quema de rastrojos, era "un chivo expiatorio" y pedían su salida de prisión.

Los compañeros del funcionario detenido por un fuego que arrasó una hectárea y que hace años fue uno de los fundadores de una organización ecologista sostienen que su caso parece "más propio de una imprudencia o negligencia que de un hecho delictivo reiterado, como los fuegos provocados en las últimas fechas en Galicia".

En un comunicado de prensa, la Junta de Personal de Justicia de Pontevedra piden "respeto" para su compañero y explican que no actúan por corporativismo. "De resultar culpable nuestro compañero no debe quedar la menor duda de que se le debe aplicar la sanción correspondiente que establece la ley para su actuación", agregan.

Los compañeros de M.A.M. reclaman la presunción de inocencia para el funcionario de Vigo, pues se está "en el inicio de la fase instructora del procedimiento y poco o nada se ha probado hasta ahora sobre la actuación presumiblemente delictiva". En su opinión, "puede haber indicios claros de una imprudencia, pero hablar de cuestiones delictivas ya es otra cosa más grave".

El juzgado de Xinzo dictó prisión provisional comunicada sin fianza tras tomarle declaración por el fuego presuntamente provocado por una imprudencia durante una quema en la finca familiar de Os Blancos. Las llamas llegaron a acercarse "a escasos 300 metros de un núcleo urbano y a 200 de una granja".

Su defensa ya presentó un recurso en la Audiencia Provincial de Ourense contra el ingreso en prisión provisional sin fianza.

Hasta el momento son dos los investigados por la ola de incendios de este mes. El segundo es una vecina de Mos, una anciana de 73 años, que se habría puesto a quemar rastrojos a las puertas de su casa. También se le imputan otros dos fuegos anteriores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

 

El periódico continuará ofreciendo, día a día, segundo a segundo a través de su web, el aire fresco que introdujo en 2000 en el panorama informativo coruñés

 

Enlaces recomendados: Premios Cine