La escasez de lluvias prolongará los efectos de la sequía al menos hasta febrero

Galicia cerró octubre como el cuarto más seco de la serie histórica con un 83% menos de precipitaciones - Los chubascos se mantendrán durante toda la semana

03.11.2017 | 12:27
La escasez de lluvias prolongará los efectos de la sequía al menos hasta febrero

La lluvia de noviembre no será suficiente para poner fin a la sequía en Galicia. La falta de precipitaciones el mes pasado ha echado por tierra las previsiones de los meteorólogos de superar la alerta por escasez de agua en enero del próximo año. Los expertos advierten de que no será posible al menos hasta febrero. Galicia llevaba desde enero en prealerta y a principios del mes pasado la Xunta decretó el riesgo alto en seis cuencas de la demarcación Galicia-Costa que afecta a 38 concellos. Aunque algunas ciudades han ordenado ya restricciones en el consumo por el déficit hídrico, la Consellería de Medio Ambiente avanzó esta semana que no prevé limitar el consumo salvo que no se registren precipitaciones en "90 o 100" días, aunque sin aclarar cuánto debe llover en ese periodo para revertir la situación de alerta.

Con el inicio del otoño, la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ya avanzó que si el mes pasado se hubiesen registrado lluvias dentro de los valores normales, Galicia podría dejar de estar en alerta en enero del año que viene. Pero pasó todo lo contrario y, según su balance, en octubre llovió un 83% por debajo de la media, un dato que convierte este mes en el cuarto más seco de la serie histórica. El récord lo tiene octubre de 2007 con un 92% de déficit. Por eso, el delegado de la Aemet en Galicia, Francisco Infante, avisa de que hubo que actualizar esa previsión y ahora calculan que será necesario prolongar un mes más la alerta por sequía y no se debería desactivar por lo menos hasta febrero. Eso sí, siempre que el próximo trimestre -de noviembre a enero- la cantidad de agua recogida se mantenga dentro de la media como apuntan las previsiones estacionales del organismo.

La lluvia llegó ayer como agua de mayo y se quedará hasta el domingo. De todas formas, se trata de un frente "poco potente" que igual que ocurrió ayer traerá chubascos intermitentes que darán paso a nubes y claros. La inestabilidad se mantendrá la próxima semana debido a la presencia de los vientos de componente norte, que dejarán una alta probabilidad de precipitaciones que se concentrarán sobre todo en el norte de la comunidad. Además del paraguas, estos días se puede empezar a rescatar algunas prendas de abrigo que hasta ahora seguían guardadas por las altas temperaturas porque el mercurio caerá de los 20 grados de máxima a los 15 en los próximos días.

Para hacer un seguimiento de la sequía, el comité permanente del Consello Rector de Augas de Galicia, creado por Xunta, concellos y consumidores, se reunirá hoy. Será el segundo encuentro del organismo tras la ronda de contactos con los municipios afectados. Unos encuentros en los que los concellos aportaron información sobre el consumo de agua, la situación de sus embalses así como las medidas hasta ahora tomadas para hacer frente a la escasez de agua. En la cita de hoy, se espera que Aguas de Galicia detalle las actuaciones a llevar a cabo en cada ayuntamiento para frenar los efectos de la sequía.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

 

El periódico continuará ofreciendo, día a día, segundo a segundo a través de su web, el aire fresco que introdujo en 2000 en el panorama informativo coruñés

 

Enlaces recomendados: Premios Cine