Ola de incendios

El veto a los eucaliptos en torno a las casas se extiende a 50 metros en A Coruña y Pontevedra

La medida pretende reducir el riesgo de incendios en zonas habitadas como ocurrió a mediados del pasado octubre - También afectará a los pinos

07.11.2017 | 13:57
Bosques de eucaliptos junto a las casas en la localidad pontevedresa de Vilariño.

La presencia de especies pirófitas, como el eucalipto, el pino o la acacia, próximas a núcleos poblados o viviendas son un riesgo añadido en caso de incendio forestal. En la pasada ola de fuegos registrada a mediados de octubre las llamas no solo arrasaron monte sino que devastaron aldeas, casas e incluso se cobraron la vida de cuatro personas. Consciente de estos peligros, desde la Consellería de Medio Rural trabajaban ya desde hacía meses en una serie de cambios en la Ley de Prevención y Defensa contra los Incendios que ahora incluyen dentro del proyecto de Ley de Acompañamiento de los Presupuestos de Galicia para el próximo año.

La principal modificación es la de aumentar de 30 a 50 metros la franja en la que estará prohibido plantar este tipo de árboles de fácil combustión en las zonas de riesgo de las provincias de A Coruña y Pontevedra.

Supone así retornar en parte al proyecto que planteaba el Gobierno bipartito cuando redactó su borrador de Lei de Montes y que después modificó el PP.

El borrador inicial de la Lei de Montes establecía que el perímetro de 100 metros que rodea las edificaciones y núcleos poblados debería estar limpio de maleza y prohibía las especies pirófitas en una franja de 50 metros.

El Gobierno popular, sin embargo, redujo a la mitad estas franjas de protección, de manera que la norma que finalmente se aprobó contemplaba una franja de 50 metros libre de maleza y un veto de 30 metros para las especies pirófitas.

Ahora, a través de la Ley de Acompañamiento de los Presupuestos de Galicia, Medio Rural corrige estos límites. No se toca el perímetro que debe estar limpio de biomasa, y que se mantiene en 50 metros, pero sí el espacio que debe quedar libre de pinos, acacias y eucaliptos, una especie sobre la que precisamente se ha puesto el foco tras la ola de incendios de octubre.

Así, en A Coruña y Pontevedra se ampliará el perímetro de protección en el que quedarán prohibidas estas especies desde los 30 metros, que regían hasta ahora, a los 50 metros en aquellas zonas de mayor riesgo. En concreto, esta ampliación afectará a las franjas de protección que den hacia el norte puesto que Medio Rural considera que es donde el viento del nordeste sopla con más peligrosidad hacia las zonas habitadas.

También se deberá guardar este perímetro en zonas con una pendiente superior al 10% cuando las edificaciones estén a mayor altitud que los árboles.

En Ourense y Lugo se mantiene la franja de 30 metros con carácter general, pero se añaden otras restricciones. En los siguientes 20 metros se podrán plantar eucaliptos y pinos, pero con una distancia mínima de 10 metros entre si. Y las acacias quedan totalmente prohibidas en los 50 primeros metros alrededor de las casas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

 

El periódico continuará ofreciendo, día a día, segundo a segundo a través de su web, el aire fresco que introdujo en 2000 en el panorama informativo coruñés

 

Enlaces recomendados: Premios Cine