El Estado subasta en Galicia bienes de narcotraficantes por valor de 570.000 euros

Hay propiedades embargadas a Pelopincho y la pareja de Vilanova formada por Guillermo Abalo y Mercedes Iglesias o varias fincas rústicas en Sanxenxo

12.11.2017 | 01:58
Interior destrozado de la cocina de uno de los chalés de Abalo e Iglesias

El Plan Nacional sobre Drogas (PNSD) convoca una nueva subasta de bienes embargados a narcotraficantes. Será el 27 de noviembre, y algunos de los inmuebles por los que se podrá pujar pertenecieron en su día a José Antonio Pouso Rivas, Pelopincho, y al matrimonio de Vilanova de Arousa, en la provincia de Pontevedra, formado por Guillermo Abalo y Mercedes Iglesias. Se trata en muchos casos de viviendas que quedaron desiertas en subastas anteriores, y que ahora vuelven a ofertarse con un precio rebajado.

En la relación, publicada en las páginas web del Plan Nacional sobre Drogas (PNSD) y de la Sociedad Estatal de Gestión Inmobiliaria del Patrimonio (Segipsa), aparecen numerosas casas unifamiliares, pisos o parcelas sin construir en las localidades de Sanxenxo, Vilanova, Valga o Padrón. Fuera de Galicia, también hay bienes intervenidos en Murcia, Melilla, Málaga, Lérida o Las Palmas.

Estos bienes fueron intervenidos en su día a personas condenadas por tráfico de drogas o blanqueo de capitales, y el dinero que se recaude con la venta de los mismos se destinará a programas de prevención de drogodependencias, de apoyo a toxicómanos y para la lucha policial contra el tráfico de estupefacientes. El Estado ha enajenado con este tipo de pujas propiedades de narcotraficantes como Laureano Oubiña Piñeiro, el ya citado Pelopincho o el vilanovés Manuel Barroso Millán.

Uno de los bienes que estuvieron vinculados a Pelopincho -en paradero desconocido desde hace años- es una casa de planta baja y piso superior situada en Extramundi, Padrón, y cuya subasta empieza en 105.000 euros. Los peritos del Plan sobre Drogas señalan que el piso superior "está fuera de ordenación, pero está consolidada". La finca cuenta además con un pequeño cobertizo y una parra sobre la vía pública. Si quedase desierta la primera puja, el tipo de la segunda subasta empezaría en 73.500 euros.

Sin salir de Padrón, el Plan sobre Drogas también intentará vender una vivienda unifamiliar situada en la calle Ponte Aldea, que pertenece a la parroquia de Iria, y que también estuvo vinculada en su día a Pelopincho. La superficie total de la finca es de casi 1.000 metros cuadrados -la vivienda tiene 120-, y el tipo de la primera subasta es de 61.400 euros. Si nadie pujase por la casa por ese precio, la segunda subasta empezaría en 43.000. Los peritos advierten en este caso de que "existe discrepancia entre la superficie registral y la catastral".

Entrando ya en la provincia de Pontevedra, en su día se le embargó a la trama de Pouso Rivas el llamado Pazo de Seares, que se encuentra en el lugar de Forno, en Valga. La edificación está en ruinas y cuenta con una planta baja de 88 metros cuadrados y un piso superior de 93. No obstante, la finca es mucho mayor, pues supera los 3.300 metros cuadrados. Unido a este lote se encuentran otras cuatro parcelas, que suman 2.300 metros cuadrados. El precio de salida de la antigua vivienda y de las fincas en primera puja es de 71.500 euros, y en segunda, de 50.000. En este caso, los licitadores han de tener presente que atraviesan la finca conducciones de gas natural, y que parte de las construcciones están afectadas por Patrimonio, por lo que no podrán demolerse.

En Agro de Lera (Vilanova), la pareja formada por Guillermo Abalo Maneiro y Mercedes Iglesias Pomares construyó en su día dos chalés. Le fueron embargados ambos, y uno de ellos resultó vendido en la última subasta, celebrada la pasada primavera. El otro, sin embargo, no ha llamado tanto la atención de los compradores, y quedó desierto. Ahora, volverá a ofrecerse, con un precio que oscila entre los 157.500 euros de la primera puja y los 110.250 de la segunda. Consta de planta baja, semisótano, primera planta y bajocubierta. La superficie construida es de 346 metros cuadrados, y el total de la parcela supera los 1.000. Para terminar en O Salnés, los inversores podrán optar también a un lote integrado por cuatro fincas rústicas de Sanxenxo, ubicadas en lugares como Aios (Noalla) o Fontoira (Padriñán). Suman más de 3.600 metros cuadrados, pero la de mayor extensión, que es la de Aios (2.000 metros) está en suelo de protección de Costas.

El tipo de la primera subasta para estas fincas es de 45.300 euros, y el de la segunda, de 31.700. En todos los casos, los licitadores están obligados a presentar una fianza para participar en el proceso, que se le devolverá a los que no ganen la puja. Éste depende del precio del bien, y va desde los 4.500 euros que se exigen para optar a las parcelas de Sanxenxo hasta los casi 16.000 que hay que entregar por la subasta del chalé de Vilanova.

O Porriño

La última propiedad que puede adquirirse en Galicia es una casa situada en O Porriño, concretamente en la parroquia de Torneiros. Tiene planta baja y alta, y cuenta con 135 metros cuadrados. La parcela tiene una superficie total de más de 2.200 metros cuadrados, y el precio de salida es de 127.500 euros. En cuanto al tipo de la segunda subasta, es de 89.250 euros. Los tasadores advierten de que la planta del bajo cubierta no está inscrita en el Registro de la Propiedad, pese a lo cual "la edificación se encuentra consolidada por su antigüedad". Fuera ya de Galicia, en la subasta figuran desde un edificio industrial de Coslada (Madrid) valorado en más de 5 millones de euros, hasta una vivienda en Las Palmas de Gran Canaria valorada en 64.500 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

 

El periódico continuará ofreciendo, día a día, segundo a segundo a través de su web, el aire fresco que introdujo en 2000 en el panorama informativo coruñés

 

Enlaces recomendados: Premios Cine