Más de 40 playas coruñesas, en alto riesgo de sufrir inundaciones, incluidas Riazor y Orzán

El 10% de los 724 arenales gallegos se encuentran en áreas que pueden ser anegadas por las mareas o por las crecidas de los ríos en su desembocadura

01.12.2017 | 21:01
La playa del Orzán inundada por la marea.

Un total de 41 playas de la provincia de A Coruña están en riesgo alto de inundación por olas o por crecidas en las desembocaduras de los ríos. Entre ellas destacan tres de la ciudad de A Coruña (Riazor, Orzán y Matadero) y más de media docena de los ayuntamientos limítrofes: Santa Cristina y Bastiagueiro (Oleiros); Barrañán y Sabón (Arteixo); Perbes (Miño); O Pedrido (Bergondo) y Razo (Carballo).

En toda Galicia, el 10% de los 724 arenales analizados se encuentran en riesgo de ser anegados. Entre ellos aparecen Samil y Bouzas (Vigo); Corrubedo (Ribeira) o San Francisco (Muros). Estos datos aparecen en un estudio que han realizado los profesores Diego R. Toubes (Universidad de Vigo), Stefan Gössling (Universidad de Linnaeus y Universidad de Lund, Suecia), C. Michael Hall (Universidad de Canterbury, Nueva Zelanda) y Daniel Scott (Universidad de Waterloo, Canadá).
El cuarteto ha desarrollado una metodología para la evaluación de riesgos de inundaciones, basada en un índice que compara 16 indicadores.

Los autores del informe diferencian entre inundaciones costeras y fluviales. Las primeras son causadas por la acción combinada de las mareas, las mareas de tempestad y el aumento de las olas. Las segundas, por las crecidas de los ríos en su desembocadura cercana a las playas. "Para algunas playas y áreas costeras, la descarga de los ríos puede influir en las inundaciones, especialmente cuando las fuertes lluvias coinciden con condiciones oceánicas extremas", afirman en el estudio.

De las 76 playas gallegas que están ubicadas en áreas con alto riesgo de inundación, 10 son urbanas y 36 rurales. De esas 76, 43 lo están por ser susceptibles de padecer inundaciones costeras, 26 fluviales y siete están en ambas categorías.

Las playas de Orzán, Riazor, Matadero, Santa Cristina y O Pedrido se encuadran en la primera de las categorías. Entre las que tienen un riesgo por inundación fluvial aparecen Bastiagueiro, Perbes, Barrañán, Sabón, Razo o Samil.

Los autores del estudio explican que las inundaciones pueden ser causadas por los ríos, como resultado de los cambios en los patrones de lluvia, así como por las mareas de tormenta relacionadas con los patrones de las olas, las mareas y las características costeras.

El informe, que lleva por título Vulnerabilidad del turismo costero de playa a las inundaciones: un caso de estudio de Galicia, también tiene un apartado para el cambio climático y cómo actuará en las playas gallegas. "El cambio climático agrava los problemas existentes en las zonas costeras, ya que afecta a los recursos de valor central para el turismo y puede conducir a fenómenos meteorológicos más extremos, mayor escorrentía y sedimentación, aumento del nivel del mar, y salinidad", afirman los profesores.

Además, explican que las inundaciones son causadas por fenómenos meteorológicos extremos "y se ven agravadas por actividades humanas como la urbanización, el desmonte y las alteraciones de las costas que provocan la susceptibilidad a las inundaciones".

Por último, alertan de que las inundaciones también pueden cambiar la morfología de la costa o erosionar las playas y conducir a la pérdida de certificaciones de calidad, como las banderas azules.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

 

El periódico continuará ofreciendo, día a día, segundo a segundo a través de su web, el aire fresco que introdujo en 2000 en el panorama informativo coruñés

 

Enlaces recomendados: Premios Cine