08 de mayo de 2018
08.05.2018

Solo el 17% de montes vecinales tiene el plan de gestión exigido en 2020 para su explotación

El documento será imprescindible para realizar talas y recibir ayudas públicas - Medio Rural primará a los comuneros en la gestión de terrenos abandonados

08.05.2018 | 03:29
Una hombre desbroza un monte vecinal.

En poco más de año y medio, todos los propietarios de terrenos forestales deberán contar con un plan de ordenación o gestión si quieren explotar sus terrenos. Sin ese documento, no podrán talar madera ni recibir ayudas públicas o beneficios fiscales. Más del 90% de los montes de la comunidad carecen de esa figura, porcentaje que afecta al 83% de las que están en manos de comunidades vecinales. De las 3.069 existentes en Galicia, solo 523 cuentan con alguno de esos instrumentos. Supone el 25% del territorio de estas agrupaciones: 160.868 de las 638.296 hectáreas que poseen.

No se trata del único trámite que deben cumplimentar los dueños de los montes vecinales contra reloj, pues dos tercios de ellas no realizaron ninguna gestión administrativa como presentar sus ingresos (214) y 586 nunca comunicaron a la Xunta la composición de su junta rectora o esta ha caducado, según los datos de la revisión del Plan Forestal. Solo 1.015 cumplieron todas las obligaciones legales.

Los cambios en la normativa puestos en marcha por la Xunta este año obligan a los montes comunales a mejorar su gestión. En aquellos casos en que se detecte uno en estado de abandono o deterioro, pasará a ser integrado en el Banco de Terras y el Ejecutivo cederá su explotación durante un máximo de medio siglo a un tercero a cambio de una compensación económica.

Los criterios para determinar qué significa abandono o degradación serán fijados por decreto por la Consellería de Medio Rural, si bien en la Lei de Acompañamento de este año se señala a aquel terreno que sufra "un grave deterioro ecológico, no sea explotado de acuerdo con sus recursos o sufra una extracción abusiva".

En Marea, líder de la oposición en Galicia, censuró esta modificación y alertó de que permitiría a las empresas hacerse con la gestión de este tipo de montes y un millar de personas se manifestaron a finales de abril en contra de esa medida legal. La Xunta, sin embargo, pretende ahora primar a las comunidades de montes bien gestionadas en el acceso a la gestión de esos terrenos abandonados.

Así consta en una proposición de no ley presentada en la Cámara por el PP, todavía no debatida en comisión y que, en principio, será asumida por el Ejecutivo, sustentado por la mayoría absoluta de este grupo. En ella, reclaman a Medio Rural certificar qué comunidades de montes gestionan sus terrenos cumpliendo todas sus obligaciones legales y que ello suponga un "criterio puntuable" para obtener ayudas públicas y para acceder a la gestión de montes vecinales abandonados.

El diputado del PP José González Vázquez defiende la filosofía de la medida y critica a la oposición. "No podemos compartir la posición de quien, basándose en una supuesta defensa de las comunidades de montes, entiende que en los casos de grave abandono no se debe hacer absolutamente nada", expone en un comunicado.

Por otro lado, la Xunta publicó ayer en el Diario Oficial de Galicia (DOG) las normas para que los propietarios de terrenos forestales cumplan la obligación de mantenerlos limpios y respetar las franjas de seguridad. Una vez sean notificados para acometer esos trabajos, dispondrán de quince días para ello. Si no, la administración lo realizará de forma subsidiaria y le pasará la factura. Esta competencia es de los concellos, mientras que la Xunta es quien los multará. En cinco años, sancionó a 1.500 propietarios tras haber advertido a 5.115. En último caso, puede incluso expropiar los terrenos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia
 


Enlaces recomendados: Premios Cine