A CORUÑA

Arquitectura cambresa en Guatemala

Lara Medín, de Cambre, y Adrián Ferreiro, de A Coruña, colaboran desde Arquitectos sin Fronteras con una cooperativa guatemalteca que invierte sus beneficios...

09.08.2015 | 21:23
Adrián Ferreiro (derecha) y Lara Medín (izquierda), junto a un grupo de vecinos de una de las aldeas en las que colaboraron en Guatemala.

Lara Medín, natural de Cambre, y Adrián Ferreiro, de A Coruña, colaboran con la organización no gubernamental Arquitectos sin fronteras, en Guatemala, donde apoyan a una cooperativa comunitaria que se dedica a la fabricación de materiales de construcción y que utiliza los beneficios obtenidos para realizar proyectos sociales en las comunidades. El suyo es un proyecto que, a día de hoy, ha contribuido, todavía con iniciativas pendientes, en la creación de más de 250 viviendas, y en la construcción de varios centros de salud y un instituto en el país centroamericano

Lara Medín, cambresa de 32 años, y Adrián Ferreiro, coruñés de 34 años, colaboran desde hace siete años en el proyecto de Arquitectos sin Fronteras, en Guatemala. Financiado por el Fondo Galego de Solidariedade, esta iniciativa de cooperación internacional busca fortalecer una cooperativa dedicada a los materiales de construcción "que utiliza los beneficios obtenidos para realizar proyectos sociales en las comunidades", explica Adrián Ferreiro, responsable del trabajo de Arquitectos sin Fronteras en Guatemala. Estos proyectos se llevan a cabo en dos ciudades diferentes: Quetzaltenango y Retalhuleu.

Lara Medín quien colabora en las mismas iniciativas que Adrián Ferreiro, afirma que Guatemala es un país con muchos contrastes tanto a nivel interno como a nivel de culturas. "Estamos hablando de un país en el que el 30% de la población es indígena", declara. Su objetivo, afirma, es mejorar las condiciones de vida de las personas más vulnerables y pobres en las comunidades que disponen de menos recursos.

Por ahora, su trabajo ha dado muchos frutos, al haber colaborado a conseguir una mejora en infraestructuras "muy beneficiosa" para las ciudades en las que trabajan. Han contribuido a la construcción de hasta 250 viviendas, cada una de las cuales están habitadas por alrededor de ocho personas, "por lo que el beneficio se multiplica, y además quiere decir que las personas enferman menos y los niños tienen un espacio para estudiar".

También destacan la creación de un centro de salud comunitario, y próximamente, también está prevista su colaboración en la construcción de un instituto y de dos centros de salud más, además de otras 34 viviendas.

"No venimos a ayudar; ellos mismos trabajan en su propio desarrollo y en ocasiones precisan de nuestra colaboración para determinadas actuaciones a las que no pueden llegar por falta de recursos", aclara Lara Medín. "Guatemala es un país al que cuesta acostumbrarse porque son culturas muy diferentes -asegura Ferreiro-, pero después de tanto tiempo uno se acostumbra totalmente".

Además del proyecto con el Fondo Galego de Solidariedade, Adrián Ferreiro y Lara Medín tienen otros dos proyectos entre manos en colaboración con la Xunta, "uno es un proyecto de vivienda y hábitat, y otro es un proyecto educativo", aclara Ferreiro.

Ambos cooperantes regresarán a España el próximo mes de diciembre, después de terminar los proyectos pendientes en Guatemala, sin conocer cuál será su próximo destino, aunque su decisión es seguir colaborando con iniciativas de cooperación, tanto en el extranjero como desde España.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine