OLEIROS

El Concello demolerá un antiguo restaurante y ultramarinos en ruinas en San Pedro de Nós

El edificio está en estado ruinoso y existe riesgo de desprendimiento - El Ayuntamiento inició el expediente en 2009 y ordenó en 2014 redactar el proyecto de demolición

20.08.2015 | 01:23
Edificio que el Concello demolerá en Nós.

El Ayuntamiento de Oleiros demolerá un antiguo ultramarinos y restaurante, conocido como La Floresta, en San Pedro de Nós. El edificio está en un estado totalmente ruinoso y se encuentra ubicado entre la avenida Salvador Allende y la calle Lameiro. Desde el mes de junio parte de la calle está cortada por riesgo de desprendimientos. El Ayuntamiento inició el expediente de declaración de ruina en 2009, según consta en la documentación del procedimiento licitado por la Administración local para contratar la demolición.

Este antiguo local todavía conservaba su singular hall: dos mesas en forma de media luna a cada lado. Ahora la edificación desaparecerá por el peligro que supone para los viandantes que pasan por la zona. El Concello de Oleiros, que contratará los trabajos mediante un procedimiento negociado sin publicidad, presupuesta la ejecución del derribo en 43.500 euros, con impuestos incluidos.

El proyecto para derribar la estructura se encargó el 8 de mayo de 2014 por orden del concejal de Obras de Oleiros. El edificio está dividido en dos partes: una corresponde a la construcción inicial, el número 8 de la avenida Salvador Allende (con un semisótano levantado en la totalidad de la parcela).

En una fase posterior, sobre el semisótano, se construyeron, con fachada a la calle Lameiro, la planta baja y la primera. La demolición se hará de elemento en elemento debido a las características del inmueble, según detalla el Ayuntamiento en las bases del procedimiento. Lo primero en desaparecer será la cubierta, según indica el proyecto elaborado por el Concello de Oleiros. "La demolición se ejecutará bajo el criterio de seguir el proceso contrario al que se adoptó para su construcción", señala el proyecto.

La obra para demoler la estructura durará un mes y en total afectará a 1.600 metros cúbicos. El edificio al comienzo de los trabajos estará rodeado de una valla de una altura superior a dos metros, como en la actualidad, y se situarán a 1,5 metros. Los operarios que ejecutan la obra deberán proteger los elementos de servicio público que puedan ser afectados por la demolición. En las fachadas que den a la vía pública se instalarán redes o lonas para garantizar la seguridad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine