ARTEIXO

El Concello prevé que la pasarela de Sabón esté trasladada en diciembre

Las obras empezarán esta semana con el soterramiento de una línea de alta tensión - El paso elevado estará en O Seixedo

09.09.2015 | 01:45
Restos de la pasarela abandonados en una parcela cercana a la rotonda de Sabón.

El traslado de la pasarela de Sabón estará completado a finales de diciembre. Esa es la previsión del Ayuntamiento de Arteixo, que empezará esta semana los trabajos para soterrar una línea de alta tensión que pasa por la nueva ubicación del paso elevado de peatones. El Concello había sacado a contratación el montaje de la pasarela por 349.721 euros y lo ha adjudicado a Desarrolla finalmente por 289.000 euros, lo que supone una rebaja de aproximadamente un 17%. La Xunta aporta una subvención de 125.000 euros.

La pasarela estará ubicada a la altura del área recreativa de O Seixedo, con lo que los peatones podrán hacia el lado de Vilarrodís por encima de la carretera que va desde la rotonda de Sabón al acceso de la A-6 y de la AG-55. Será a unos 200 metros de la glorieta de Sabón. El Concello asegura que ya trabaja en la elaboración de un proyecto para construir una zona verde en los alrededores de Vilarrodís. Por el momento solo se acondicionará el camino para ir desde la avenida Manuel Platas hasta la pasarela.

El Concello finalizó ayer el trámite para conseguir las siete fincas necesarias para instalar el paso elevado, por lo pasan a ser municipales. El expediente expropiatorio de los terrenos lo realizó la Xunta, que empezó con este proceso en marzo, según salió publicado en el Diario Oficial de Galicia (DOG). Cuatro parcelas están situadas en el lado de Vilarrodís y tres en O Seixedo. La Xunta desmontó la pasarela de Sabón hace dos años al ser incompatible con el proyecto de la reforma de la rotonda de Sabón, ya que la solución que finalmente ejecutó el Gobierno gallego era la de construir una nueva glorieta sobre la existente.

La pasarela de Sabón apenas llevaba instalada seis años en su ubicación original. En 2007, cuando el alcalde era Manuel Pose, el Ayuntamiento finalizó los trabajos para colocarla, que rondaron los 800.000 euros, a menos de cinco meses de las municipales. La Xunta la desmontó en septiembre de 2013 y desde entonces las piezas de la pasarela permanecen tiradas en una parcela cercana a la rotonda de Sabón.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine