OLEIROS

Oleiros aprueba expropiar la gasolinera de Santa Cruz para ejecutar una rotonda

El Concello ya le revocó la licencia que tenía desde 1959, aunque con efectos a enero de 2016, y ha valorado en 134.918 euros la indemnización que pagará

30.09.2015 | 00:47
A la izquierda, gasolinera en el cruce de Santa Cruz que el Concello prevé expropiar.

Tras años clamando por la desaparición de la gasolinera del cruce de Santa Cruz, ya están en marcha los trámites para su expropiación forzosa. El alcalde acaba de aprobar de forma inicial el proyecto de expropiación de la parcela que ocupa la estación de servicio y un informe técnico ha fijado la indemnización en 134.918 euros. También ha fijado para el 24 de enero de 2016 la revocación de la licencia, fecha en la que se extingue el contrato de arrendamiento y a partir de la que se podrá ocupar la parcela.

El Gobierno local argumenta el "interés público" de la desaparición de la gasolinera porque tanto el plan general actual como el del 84 y del 97 prevén en esa intersección la ejecución de una glorieta y la ampliación de los viales que la cruzan, por lo que actualmente la estación de servicio actualmente está fuera de ordenación total, su situación es incompatible con el planeamiento.

El objetivo de la glorieta es mejorar el tráfico y erradicar las largas retenciones, sobre todo en verano (circulan unos 25.000 vehículos al día por este lugar) de un punto en el que se cruzan dos carreteras "de vital importancia" dentro del municipio y en relación al resto de la comarca: la autonómica (avenida Concepción Arenal) que se dirige a Mera; y la provincial (Emilia Pardo Bazán) que lleva a Sada.

Ángel García Seoane ya defendió en 2002, cuando era asesor, que se demoliese la gasolinera y también algún edificio de la zona para ejecutar una rotonda, una actuación que presupuestó en unos 120.000 euros. En junio de 2013 el pleno ya había aprobado la propuesta del Ejecutivo de pedir a la Xunta la rescisión del contrato.

Los terrenos de la gasolinera pertenecen a Cepsa pero el arriendo lo lleva la empresa Distribuciones Taula. El Concello tramita la expropiación de los 509,49 metros cuadrados de este suelo urbano consolidado y considera que la previa declaración de utilidad pública y ocupación de los bienes ya se hizo al aprobarse el plan general. Los técnicos municipales valoraron la parcela tras muestras de mercado del tipo de inmueble habitual en la zona, un piso en vivienda colectiva con garaje y trastero, y obtuvo un valor promedio de 1.485 euros el metro. Para el uso comercial el valor se calculó en 977,37 euros.

El valor de repercusión del suelo se determinó en 128.493 euros, más del 5% del premio de afección, suma 134.918 euros, solo la tasación del terreno.

En cuanto a las instalaciones (el local, los surtidores, etc.), el Concello considera que no tienen ningún valor y no otorgará indemnización por ellas. Explica que la estación de servicio tiene licencia de construcción del 20 de noviembre de 1959, modificada en 1977 para ampliar a dos tanques más. Destaca por lo tanto que, al tener más de 50 años, "carecen de valor a efectos de expropiación" porque la legislación aplicable determina que la vida útil de estas instalaciones es de 35 años y este plazo ha sido ampliamente superado.

El Ejecutivo municipal ya había acordado, en una resolución del pasado mes de marzo, incoar el expediente de revocación de la licencia municipal de la gasolinera por estar en fuera de ordenación total y también por ser una actividad presumiblemente contaminante. Destaca que es una actividad que no se sometió al Reglamento de Actividades Molestas e Insalubres ni a distintas leyes de protección ambiental posteriores, por lo que no cumple las normativas ambientales ni "específicas técnicas".

La sociedad que gestiona la gasolinera, Distribuciones Taula, pidió autorización en agosto de 2014 para una acometida al saneamiento municipal de aguas fecales de la red de aguas "potencialmente hidrocarburadas", pero se dio por desistida en enero de este año porque la empresa no aportó en plazo la documentación solicitada. Finalmente esa obra no se realizó.

Cepsa, al incoarse expediente de revocación de la licencia, alegó que la gasolinera ha funcionado más de 50 años sin interrupción con licencias y autorizaciones y adecuándose a las normativas y en construcciones en fuera de ordenación se pueden hacer obras de reparación y mantenimiento. Señaló además que no produce vertidos porque fue inspeccionada por técnicos municipales y Aguas y se constató que las fecales están correctamente conectadas con la red municipal.

El Concello señaló sin embargo que "consta que hay vertidos de aguas hidrocarburadas procedentes de la estación de servicio". Agregó que ya hay otra gasolinera en Santa Cruz, por lo que el servicio está cubierto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Javier de Toro, jefe del servicio de reumatología del Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña, responderá a preguntas de los lectores este jueves a las 11.30

 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine