CULLEREDO

Culleredo reducirá el límite de velocidad a 30 km/h en áreas escolares antes de enero

La Policía Local analizará las áreas más transitadas por estudiantes para mejorar la señalización y elevar los pasos de peatones antes de la apertura del nuevo instituto

08.10.2015 | 00:53
Punto cercano a la entrada del Sofía Casanova, en la calle Domingo Sierra, donde se colocará un paso de cebra.

El Concello de Culleredo prevé implantar medidas de seguridad en las zonas escolares antes de que abra el nuevo instituto, previsto para enero. La Policía Local realizará un análisis en las zonas más transitadas por los estudiantes para determinar qué medidas se adoptarán en las inmediaciones de los centros, entre las cuales se prevé incluir tramos con limitación de velocidad a 30 kilómetros por hora y pasos de peatones elevados.

El estudio se centrará sobre todo en el entorno de la Universidad Laboral: las avenidas de Rutis y de Ribados, y las calles Domingo Sierra, Vicente Risco y Condes de Andrade. Estas vías dan acceso a los colegios Isaac Díaz Pardo y Sofía Casanova, al instituto Blanco Amor y a las parcelas del nuevo instituto y el nuevo colegio. El Concello prevé implantar medidas como el establecimiento de zonas con límite de velocidad en 30 kilómetros por hora en algunos tramos; elevar pasos de cebra con plataformas para favorecer la movilidad y obligar a los coches a reducir la marcha; y ubicar señalizaciones de zona escolar, de velocidad y de pasos de peatones, que contendrán pilotos luminosos para garantizar su visibilidad. El análisis de los policías locales determinará en qué tramos de las zonas próximas a centros docentes los vehículos deberán circular con una velocidad máxima de 30 kilómetros hora, limitación que se fijará con carácter permanente.

El concejal de Seguridad Ciudadana, José Ramón Rioboo, se reunió ayer con mandos de la Policía Local y del departamento municipal de obras para organizar el proyecto de seguridad que ha proyectado para las zonas escolares. Rioboo apunta que una de sus "principales preocupaciones" es la apertura del nuevo instituto, prevista para enero, y quiere poner en marcha las mejoras antes del inicio de las clases en el centro.

En cuanto al paso de peatones que reclaman los padres de alumnos del Sofía Casanova, el Concello asegura que ya tenía previsto crear uno en la calle Domingo Sierra y que "se realizará próximamente". Tendrá señales luminosas y, más adelante, se elevará. La edil de Educación se reunirá con los padres para escuchar sus demandas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine