CULLEREDO

Culleredo dejará de cobrar el recibo del agua a las familias que no tengan ingresos

Los perceptores de la renta de inserción social, de pensión no contributiva y ayudas familiares tendrán un descuento del 50%. Los impuestos se congelarán en 2016

25.10.2015 | 18:09
Julio Sacristán.

El Ayuntamiento de Culleredo ofrecerá bonificaciones en el recibo del agua para las familias con pocos ingresos. Los núcleos familiares que no tengan ningún tipo de ingreso contarán con el 100% de la bonificación y las que perciban la Risga (Renta de Inserción Social de Galicia), una pensión no contributiva o ayudas familiares, tendrán descuentos del 50%.

El Gobierno local llevará el jueves a pleno una iniciativa para modificar la actual ordenanza municipal del agua y así "aliviar la economía de las familias con mayor necesidad" y reducir los pagos de un servicios básico como el agua.

Las bonificaciones se aplicarán en niveles de consumo a partir de 150 litros al día para cada persona que resida en una vivienda. La ayuda del 100% del recibo está dirigida a familias con todos sus miembros en situación de desempleo y que no perciban ningún tipo de prestación o subsidio.

Las personas en riesgo de exclusión, señala el Concello, también podrán recibir las ayudas de emergencia social en función de los informes que elabore el departamento de Servicios Sociales.

En estos casos, el Concello puede abonar los recibos del agua y también de otros suministros, como el alquiler, o ayudas a la alimentación.

El Ejecutivo municipal prevé incluir también en la ordenanza del agua el supuesto de fugas en la red interna de suministro de abonado, de modo que se garantizará a los usuarios que ante un volumen desproporcionado de consumo por una avería, la facturación se situará en el tramo de consumo normal.

Las nuevas bonificaciones se sumarán a las creadas por el Concello para las familias numerosas, que cuentan con un 50% de descuento sobre los consumos de entre 30 y 50 metros cúbicos en la categoría general y de entre 30 y 60 metros cúbicos en la categoría especial.

El alcalde, Julio Sacristán, defiende que "la administración debe ser sensible a las necesidades inaplazables que por desgracia tiene hoy mucha gente".

El regidor explica que el "ligero superávit" logrado por el Concello en las cuentas permite estas bonificaciones. El alcalde incide en que las medidas sociales "han sido y serán una marca de identidad" del Gobierno de Culleredo. Sacristán garantiza que su Gobierno "da prioridad a la inversión en servicios sociales sobre, por ejemplo, las obras".

Esta medida social se une a otra similar que también llevará al próximo pleno el Gobierno local de Cambre: el pago del desayuno escolar a todos los niños de familias en riesgo de exclusión social, alrededor de un centenar actualmente. También será necesario modificar la ordenanza, pues la actual solo permite esta bonificación a tres niños como máximo por colegio.

Además de esta bonificación del 100% para el desayuno en los colegios de Infantil y Primaria del municipio el Ejecutivo cambrés rebajará las tarifas una media del 10% para todas las familias.

El Ayuntamiento, además, anunció que congelará los impuestos municipales para el próximo año, como ya hizo en 2014 y 2015. En el Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO), el Concello propone introducir una bonificación de un 70% para las declaradas de utilidad municipal por concurrir circunstancias sociales, culturales, histórico-artísticas o de fomento del empleo que lo justifique. El Gobierno local explica que esta declaración corresponderá al pleno municipal.

En el caso del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), el Concello lo adaptará a lo marcado por la Xunta para que queden exentos los centros sanitarios de titularidad pública. La plusvalía, explica el Ayuntamiento, se adapta a las reformas de la ley de haciendas locales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine