CAMBRE / CULLEREDO

Fogones conocidos, padres tranquilos

Las familias aplauden la vuelta de los comedores escolares a la "línea caliente" y al modo de trabajo empleado por la empresa que tomará las riendas, Serunión, que ya sirvió el año pasado los menús en los centros ahora afectados por las deficiencias en comedores escolares

12.11.2015 | 09:43
Reunión de padres de alumnos del Sofía Casanova sobre los problemas en el comedor, en octubre.

Comida insuficiente, fría o en mal estado y barquetas que se derretían en el horno colmaron la paciencia de los padres, que tras numerosas quejas y con más de 3.600 firmas recogidas, ayer lograron que cambie a la empresa de 'catering' en tres colegios de Cambre y tres de Culleredo. Además, la empresa que tomará el relevo es la que sirvió en esos centros el año pasado y que, gustos aparte, nunca dio problemas como los de este año, afirma el director del Portofaro. El Concello de Culleredo espera que la medida devuelva la tranquilidad a los padres y el de Cambre agradeció la disposición de la Delegación de la Xunta

La salida de la empresa de catering Col-Servicol de los comedores escolares de Cambre y Culleredo fue celebrada ayer por los padres de alumnos como una "buena noticia" que esperaban casi desde el inicio del curso. Los progenitores, que en solo un día habían reunido más de 3.600 firmas a través de la plataforma digital Change.org para pedir la resolución del contrato, aplaudieron además la vuelta a la "línea caliente" y al modo de trabajo empleado por la empresa que tomará las riendas, Serunión, ya conocida de los padres porque sirvió los menús en estos centros el año pasado.

Las quejas por las deficiencias en el servicio de comedor comenzaron a sonar en septiembre y fueron in crescendo hasta el último día. Desde las protestas por comida insuficiente o mal preparada, la tensión con la concesionaria aumentó por episodios como un puré fermentado y lentejas en mal estado, que obligaron a pedir pizzas. Las reuniones con representantes de la empresa no recondujeron la situación, que ayer estalló: los Concellos de Cambre y Culleredo exigieron resolver el contrato y asociaciones de padres de alumnos como la del colegio Sofía Casanova, de Vilaboa, rechazaron dar "más crédito" y que sus hijos siguiesen como "banco de pruebas". "Ya no es reconducible la situación con la empresa", aseveraron los progenitores de Vilaboa y exigieron la rescisión del contrato. Al mediodía, padres de alumnos habían iniciado una solicitud por internet para que se cambiase a la empresa. La petición encendió las redes sociales y reunió unas 1.700 firmas en las primeras siete horas.

Un mes y medio después de que comenzaran las protestas, la vuelta a la empresa del año pasado alivia a los padres. El director del colegio Portofaro confirma que, aunque "siempre hay diferentes opiniones", Serunión nunca dio problemas como los vividos este año.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine