MIÑO

"Nos tienen viviendo con la carcoma"

Un matrimonio demandará a la inmobiliaria de un banco a la que compró una casa de Costa Miño por reparar solo parte de los desperfectos y hacerlo con "materiales de peor calidad"

24.11.2015 | 16:11
La vecina muestra un hueco abierto para detectar la carcoma.

Costa Miño Golf ha pasado de ser una lujosa urbanización de veraneo a la residencia habitual de muchas familias que han adquirido las viviendas embargadas por los bancos a un precio muy inferior al que se pedía hace más de una década, cuando se puso en pie esta macrourbanización que se ha convertido en el paradigma del estallido de la burbuja inmobiliaria.

Las condiciones ya no son ni de lejos las mismas que las que cimentaron este complejo levantado en plena fiebre del ladrillo. Las familias que compran ahora las viviendas saben que no dispondrán de los servicios previstos inicialmente. Saben que no habrá geriátrico, comercios ni hoteles. Lo que no intuían es que la merma de las expectativas conllevase también una merma de los materiales de las casas.

Es, al menos, lo que denuncia un matrimonio que recurrirá a los juzgados tras reclamar durante meses el arreglo de las humedades, la carcoma y los desperfectos que han deslucido el estreno de su vivienda. "Es verdad que la compramos a muy buen precio, 140.000 euros más IVA, pero nos supuso un esfuerzo muy grande, estamos pagando la hipoteca y nos tienen viviendo con la carcoma, en la escritura no decía nada de que eso", lamentan.

Esta pareja se mudó a vivir a Costa Miño el pasado febrero. Sabían que la urbanización no era el idílico paraíso de sol y playa anunciado en 2002, pero se conformaban con mucho menos, simplemente con una buena vivienda a un precio asequible. Podía decirse que entraron en su casa a ciegas. "Nos dijeron que no podíamos verla, porque estaban haciendo arreglos", explica Carmen. En el momento de la compra, esta mujer y su pareja dejaron constancia de este hecho ante el notario y obligaron a que constase por escrito el compromiso de la inmobiliaria Altamira de subsanar los posibles desperfectos.

Las deficiencias no tardaron en saltar a la vista: Puertas abombadas, tomas invertidas, escaleras con carcoma, pilares del porche "podridos", la tarima con manchas de humedad y curvada, armarios empotrados con las baldas dadas de sí, etc...

Los propietarios denuncian que presentaron varios escritos con una relación de las deficiencias y que, en los últimos meses, se pasaron por su casa hasta cuatro técnicos que confirmaron que procedía su subsanación, pero que no podían obrar hasta obtener el visto bueno del servicio de postventa. Los perjudicados presentaron sus quejas a varios departamentos que "se lanzaban la pelota unos a otros".

En las últimas semanas, varias subcontratas han comenzado a hacer reparaciones. Su llegada no ha supuesto el fin de los problemas. "No tiene nada que ver la calidad que nos han quitado con las que nos ponen", critican los afectados. La pareja denuncia que, pese a constatar la existencia de carcoma en las escaleras, solo han conseguido arrancar a la inmobiliaria el compromiso de cambiar algunos peldaños y sin garantizar su sustitución por otros de la misma madera. "Dicen que será lo más parecida posible", relata Carmen, que asegura que los técnicos recomendaban cambiar toda la escalera por el riesgo de que la carcoma se extendiese.

No es la única propuesta de reparación que no convence a los propietarios. Los operarios han comenzado a cambiar las puertas, pero por unas de un grosor inferior (de 4,5 a 3 centímetros) y "madera de peor calidad". Los dueños de la casa denuncian también que pretenden sustituir la tarima dañada por otro de un grosor muy inferior (de 14 a 4 milímetros).

La empresa sustituyó las vigas podridas del porche, pero separó el tejado de la pared y ahora filtra agua, critican. Son parte de una larga lista de reproches que los propietarios pondrán en manos de los juzgados. "Vamos a pedir daños y perjuicios", advierten.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine