ABEGONDO

Abegondo advierte de que el bosque de ribera está "relegado" en zonas del Mero y el Barcés

La Xunta aprueba proteger este espacio - El Ayuntamiento deberá financiar la conservación del enclave, para lo que deberá elaborar un programa de medidas

17.12.2015 | 01:55
Vista aérea del embalse de Cecebre, donde confluyen los ríos Mero y Barcés.

El Concello de Abegondo advierte, en la propuesta que ha aprobado la Xunta para declarar espacio natural de interés local las riberas del Mero y el Barcés, de que "con cierta frecuencia" aparecen pinos y eucaliptos "muy cerca" del tramo fluvial, lo que provoca que el bosque natural de ribera quede "relegado a una fila de árboles".

Un ejemplo de este caso se encuentra en las orillas del río Barcés, en el límite entre Abegondo y Carral, en donde hay algunos puntos de bosque de ribera "acorralado" pegado al río. A continuación existen prados dedicados a la explotación agroganadera. Esta situación se repite en la zona próxima a Beldoña, en donde apenas hay una fila de árboles junto al río Mero. El documento alerta también de la aparición de una plantación de chopo negro en una zona del río Gobia.

El Concello abegondés ha detectado varias zonas de interés ecológico, en la que sobresale el embalse de Cecebre como epicentro donde el río Barcés desemboca en el Mero. En la zona de protección también estarían incluidos otros cauces fluviales como el Gobia, Rego de Fontao y Roufrío.

El Concello diferencia dos zonas dentro del entorno que pretende proteger: una más situada hacia los nacimientos de los ríos que estaría en buen estado y donde el bosque autóctono solo estaría reducido en pequeñas zonas por plantaciones. Y una segunda más próxima a la desembocadura en la que el bosque de ribera está "relegado".

Abegondo deberá destinar una parte de su presupuesto para conservar el entorno de estas riberas si quiere que la Xunta mantenga la declaración de espacio natural de interés local. El Gobierno gallego explica en la resolución en la que da el visto bueno que el Concello debe gestionar este espacio para garantizar la conservación y acometer las medidas necesarias. Y señala que el Gobierno gallego no asignará fondos para realizar esta tarea.

Uno de los requisitos que exige la Consellería de Medio Ambiente para aprobar definitivamente este grado de protección es que el Concello presente en el plazo de dos años un plan de conservación. En caso de que el Ayuntamiento no lo haga la declaración de interés local quedará totalmente anulada.

Toda la zona que el Ayuntamiento pretende proteger se sitúa entre infraestructuras como la autopista AP-9 y la autovía A-6, que se cruzan en el lugar de As Táboas, en Carral, y en el entorno de Guiliade, en Betanzos. Existen otras carreteras de menor importancia y también pasa la línea ferroviaria A Coruña-Infesta (Betanzos).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine