SADA

Sada cambia el plan general para evitar dejar fuera de ordenación la fábrica de Sargadelos

Crea un nuevo apartado en la normativa de núcleo rural para usos industriales - La factoría era incompatible con los usos permitidos en el PGOM aprobado inicialmente

29.12.2015 | 01:38
Complejo de Cerámicas O Castro.

El Gobierno local de Sada ha modificado el Plan General de Ordenación Municipal para evitar que la fábrica de Cerámicas O Castro quede fuera de ordenación. El documento aprobado inicialmente en 2013 dejaba el complejo en una especie de limbo urbanístico por incompatibilidad de uso en suelo de núcleo rural común. Su inclusión en este régimen no suponía un impedimento para que la fábrica pudiese desarrollar su labor, pero suponía un obstáculo para posibles obras de ampliación o cambio de uso.

El Ejecutivo ha resuelto esta anomalía con la inclusión en el PGOM pendiente de aprobación provisional de un nuevo apartado en la normativa de suelo de núcleo rural para usos terciarios e industriales. Su aplicación no solo evitará que la fábrica de O Castro quede en una situación de fuera de ordenación, sino que permitirá regularizar otras instalaciones comerciales, como el supermercado de O Tarabelo, según explicó ayer a consulta de este diario el concejal de Urbanismo, Francisco Montouto (Sadamaioría).

El cambio en el planeamiento va en la línea de otra iniciativa que el Gobierno local elevará mañana a pleno para reforzar el complejo ideado por Isaac Díaz Pardo, la de instar a la Xunta a retomar los trámites para su declaración como Bien de Interés Cultural (BIC). Se trata de una distinción de la que ya disponen las instalaciones de Sargadelos de Cervo que resulta imprescindible para garantizar la pervivencia de esta singular fábrica y del patrimonio que atesora.

El Concello ya dio un primer paso para preservar el complejo en 2013, durante el mandato del PP, con la catalogación de la factoría, a la que otorgó un grado de protección ambiental, el más bajo. El Gobierno local avanzaba ayer su intención de ahondar en esa línea y reforzar la protección de este conjunto que puso en pie en 1949 el intelectual, artista y empresario Isaac Díaz Pardo.

La petición no es nueva. Hace ya un lustro que el Parlamento gallego aprobó por unanimidad la propuesta de declarar BIC el complejo proyectado por Fernández-Albalat.

Pese a que todos los grupos con representación en la cámara gallega estuvieron de acuerdo en que este original conjunto arquitectónico de formas hexagonales y piramidales y el museo Carlos Maside merecían este distintivo, de momento no ha trascendido ningún trámite por parte de la Consellería de Cultura para cumplir el acuerdo de declarar Bien de Interés Cultural los complejos de O Castro de Samoedo y Sargadelos, incluyendo sus colecciones y bibliotecas.

El Ejecutivo municipal manifestaba ayer su confianza en que todos los grupos con representación en el Concello se sumarán mañana a la petición de instar al Gobierno gallego agilizar los trámites para rescatar del olvido una de las principales joyas patrimoniales de Sada. Familiares de Isaac Díaz Pardo ya han manifestado públicamente su apoyo a la propuesta, que consideran necesaria para garantizar la protección del complejo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine