CULLEREDO

Culleredo exige prevenir la contaminación de más zonas de la ría con la retirada de lodos

Reclama vigilar la ensenada durante tres años tras los trabajos, regenerar la laguna de Fonteculler y prever inundaciones en el río que canalizará los restos más contaminantes

24.01.2016 | 01:47
Vista de la ría de O Burgo, en Culleredo.

El Gobierno local llevará a pleno el jueves sus alegaciones para el proyecto de regeneración

El Concello de Culleredo exige consignar partidas e incluir medidas en el proyecto de regeneración de la ría de O Burgo para evitar que la retirada de los lodos contamine más zonas, regenerar la laguna de Fonteculler o prever inundaciones en el río Trabe, por el que se canalizarán los restos más contaminantes para su confinamiento. El Ayuntamiento incluye estas demandas entre las diez alegaciones que ha elaborado para el proyecto de regeneración de la ensenada, que el Gobierno local que llevará a pleno el próximo jueves.

Culleredo propone que en los trabajos de extracción de lodos "se articulen las medidas necesarias y las mejores técnicas oportunas que eviten la posible contaminación de otras zonas, con barreras o elementos similares" y reclama la consignación "de una partida específica, ya no se ve reflejada en el presupuesto". Para la laguna de Fonteculler, que el proyecto del Ministerio de Medio Ambiente prevé utilizar "para evitar la posible turbidez del agua que vuelve a la ría", el Concello propone "que una vez acabados los trabajos se proceda a la regeneración de la misma, eliminando los lodos y dotándola con una capa gruesa de arena, subiendo un metro el nivel del agua actual, para poderla utilizar para fines deportivos y lúdicos".

Sobre el confinamiento de los lodos más contaminantes en balsas estancas en el entorno del jardín botánico a través del río Trabe, el Concello solicita "que se tenga en cuenta el nivel de pleamar, ya que puede provocar inundaciones aguas arriba del río, y se contemplen varias rampas o escaleras para que, en caso necesario, se pueda limpiar el cauce". El Ayuntamiento que dirige Julio Sacristán apunta, además, que las dos pasarelas de madera previstas en el proyecto "pueden ser buenas desde el punto de vista estético, pero no para su mantenimiento dado la exposición al agua de las mismas", por lo que sugiere que se sustituyan por "otras más resistentes a las inclemencias del tiempo".

El Concello ve en las obras de urbanización del recinto de confinamiento de los lodos, de unos 75.000 metros cuadrados, "una oportunidad para la ampliación del paseo marítimo" y propone cinco medidas. Reclama aumentar la partida prevista para mobiliario urbano, que considera "escasa para la extensión a urbanizar, tanto en papeleras como en bancos y en farolas, dada la cantidad de gente usuaria potencial" y sostiene que "debe configurarse una partida para la instalación de riego ya que, de lo contrario, su mantenimiento en buenas condiciones será prácticamente imposible". Sugiere sustituir el pavimento de la nueva parte del paseo marítimo porque "aunque se entiende que es un buen pavimento, puede provocar resbalones y caídas en época de lluvia"; propone cambiarlo por baldosa granallada antideslizante. En cuanto a las especies elegidas para plantar en el espacio, sostiene que "no parecen acertadas algunas como el prunus laurocerasus o laurel romano, que no es muy apreciado estéticamente, siendo más vistosas especies como prunus serrulata o cercis siliquastrum (árbol del amor)". Plantea también sustituir especies como el rododendro, "que tiene una sustancia tóxica", o el acebo, "cuyas bayas, tras su ingesta, pueden provocar diarreas y vómitos", por esopecies autóctonas como abedules blancos, robles, fresnos y castaños.

El Concello echa en falta una partida para "vigilancia ambiental de los trabajos a ejecutar que se entienda más allá del plazo de ejecución de la obra". Pretende que se analice "el comportamiento de la ría al menos hasta tres años después de terminarse los trabajos".

Las alegaciones incluyen la exigencia de incrementar el número de pantallas acústicas que se prevé instalar en el municipio cullerdense. El Ayuntamiento las considera "insuficientes" ya que "no se encuentra incluida toda la zona urbana" del municipio. El Concello reclama, además, que se consigne una partida para la vigilancia ambiental relativa a las aves "durante las obras y con posterioridad". Apunta que en el estudio de Bionomía de la ría "solo se ve partida para la instalación de posaderos para aves acuáticas y plataformas flotantes". Exige también una partida para reponer especies vegetales típicas de la ría como la zostera noltii que pudieran ser afectadas por los trabajos a desarrollar. Por último, apoya las alegaciones de la Cofradía de Pescadores de A Coruña.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine