ARTEIXO

Regeneración incierta en Monticaño

El Concello analizará qué partes del proyecto de restauración de Cespa ejecutará n La empresa propone un parque sostenible y el uso de animales para controlar el nivel de biomasa

15.02.2016 | 01:34

Monticaño vivirá una completa transformación con la construcción del nuevo centro de interpretación de Cabo Cociñadoiro y con el proyecto de restauración diseñado por Cespa y que ejecutará el Concello de Arteixo. Falta por saber cómo será la regeneración. El Concello explica que ya tiene el proyecto de Cespa, con un coste de 1,1 millones de euros, y ahora estudiará qué partes ejecutará. También asegura que inicialmente construirá dos aparcamientos, un anfiteatro y la plaza. Y que los trabajos se harán en distintas fases.

La empresa propone un lavado de cara que serviría para renovar completamente este parque forestal y crear un recinto similar al del Monte de San Pedro o Bens (antiguo vertedero) en A Coruña, según señala el proyecto. El parque pasaría de ocupar 44.000 metros cuadrados a 182.000.

La regeneración de Monticaño tiene su origen en una resolución judicial que anuló en 2008 las licencias de obras y actividad del vertedero que el Ayuntamiento concedió en 2003. La Justicia obliga a Concello y Cespa (antigua Coacón, que gestionaba este depósito de residuos) a costear la regeneración. La empresa ya ha realizado los trabajos en el vertedero (Concello y Xunta deben certificarlo aún) y ha elaborado el proyecto para todo el parque.

El proyecto propone la creación de tres miradores para ver la zona de A Coruña y el puerto de punta Langosteira. El proyecto incluye un nuevo acceso desde Suevos, un aparcamiento con 77 plazas en la entrada de Pastoriza y otro con 12 en Suevos. También propone un anfiteatro al aire libre con capacidad para 100 personas, una zona acuática y una gran plaza con pérgola para celebraciones populares.

El proyecto apuesta por un parque sostenible. Propone recoger el agua de la lluvia en balsas y su aprovechamiento para el riego y la limpieza, ahorrar en el riego con la utilización de especies vegetales adaptadas al suelo, establecer un control horario para las luces del parque y establecer una zona de compostaje de los residuos del parque. Cespa también apuesta por utilizar animales pastando como el burro fariñeiro para mantener el nivel de biomasa bajo. "El parque se concibe con un sistema de mantenimiento sencillo, de bajo coste y ecológico", destaca la propuesta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine