COIRÓS

Coirós mantiene junto al Consistorio la cruz de los caídos que aprobó retirar hace un año

Supedita su retirada al arreglo integral de la plaza n El BNG, que pregunta en todos los plenos por los plazos, replica con ironía: "Estarán esperando un proyecto de Calatrava"

21.02.2016 | 01:54
Cruz de los caídos, en Coirós.

El Gobierno local de Coirós (PP) sigue sin poner fecha una en el calendario para cumplir la ley de memoria histórica, aprobada en 2007. El Ejecutivo municipal, que aprobó hace un año una moción del BNG para retirar la cruz de los caídos y la placa del General Franco que todavía conserva en la fachada del Consistorio, supedita ahora la retirada de este monumento franquista a la ejecución de un proyecto integral de reforma de la plaza.

"Deben estar esperando a que Calatrava les redacte un proyecto", bromeaba ayer la nacionalista Pura Ferreño, que en todos los plenos pregunta al Gobierno local por los plazos que maneja para retirar la cruz de los caídos. El BNG no duda en calificar de "provocación" el mantenimiento de los monumentos que exaltan la sublevación militar y la represión de la dictadura.

"Cada vez que preguntamos nos dicen que lo están estudiando, ¿de verdad hay tanto que estudiar?", se pregunta esta veterana concejala, que exige desde hace casi una década el cumplimiento de la ley de memoria histórica en este pequeño pueblo rural.

Desde el BNG están convencidos de que los argumentos del Gobierno local de Coirós son tan solo "excusas" para mantener la simbología franquista. "Ahora dicen que tienen que redactar un proyecto de reforma integral de la plaza. No sé qué pretenden hacer, ahí apenas hay espacio", argumenta la edil.

La cruz de los caídos no es el único vestigio del régimen franquista que conserva este pequeño municipio rural, que también se resiste a borrar el yugo y las flechas de la fuente del Castrillón y a retirar el monumento a los "mártires" en el atrio de Santa María de Ois.

La permanencia de la simbología franquista en este pueblo rural apenas ha provocado controversia. Las peticiones al pleno del BNG han sido las manifestaciones públicas más destacadas del malestar que ha tenido escaso eco en la calle.

Coirós no es un caso aislado. Los concellos del rural de la comarca mantienen aún intactos varios monumentos y honras franquistas, como Irixoa, que conserva también una cruz de los caídos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine