ARTEIXO

Monticaño pierde sus defensas

Arteixo tramita un convenio con Defensa para retirar dos antiaéreos - El Concello ejecutará un proyecto para restaurar otros dos cañones y las galerías de la batería militar

28.02.2016 | 03:16
Antiaéreos situados en la cima de Monticaño.

El parque de Monticaño se quedará sin sus dos antiaéreos, ya que el Ayuntamiento tramita un convenio con el Ministerio de Defensa para retirarlos. En el parque se quedarán otros dos cañones, que un taller de empleo entre Arteixo y A Laracha se encargará de restaurar. El proyecto incluye el arreglo del interior de las galerías, que en la actualidad están llenas de grafitis y con la pintura muy deteriorada por el paso del tiempo. Este taller de empleo también arreglará una ladera del parque forestal, donde los operarios ya realizan trabajos de jardinería para restaurar toda la zona

El parque de Monticaño se quedará sin sus dos antiaéreos. Esa es la intención del Ayuntamiento de Arteixo, que ya tramita un convenio con el Ministerio de Defensa para trasladar estas dos piezas. El concejal de Obras y Servicios, José Ramón Amado, justifica que estos elementos "no son originales" de Monticaño y que están en mal estado. También señala que el Ayuntamiento de Arteixo ya ha remitido el acuerdo al departamento estatal y espera su visto bueno. Arteixo pagaría 250 euros para colaborar con el traslado.

En el parque seguirán otros dos cañones. Para estos el Concello ha preparado un proyecto para restaurarlos. Y también las galerías de la antigua batería militar. Los trabajos los realizará mediante un taller de empleo realizado entre Arteixo y A Laracha. Los operarios realizarán la limpieza de las baterías militares, donde están ubicadas los cañones, y eliminarán los grafitis y las pintadas existentes, tanto en el interior como en el exterior. También se procederá a la limpieza con agua a presión de la piedra.

El proyecto incluye la restauración de una ladera de Monticaño, donde los participantes en el taller de empleo ya han empezado las labores de jardinería. Ya hay construido un pequeño invernadero en la zona. El coste total de los trabajos es de 59.323 euros y está financiado entre los dos ayuntamientos.

Uno de los cañones está lleno de pintados y lleno de óxido. Y los restos del otro están tirados en el suelo sin que el Concello haya realizado ningún tipo de mantenimiento. Las galerías y el búnker de telemetría están abiertos y llenos de grafitis en la actualidad. La humedad también hace estragos en las paredes de estas instalaciones, que llevan años totalmente abandonadas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine