ARTEIXO

Arteixo pierde 125.000 euros de la Xunta para la pasarela de O Seixedo por demorar la obra

El Ayuntamiento, que recurrirá la decisión, alega que el Gobierno gallego y Tráfico impidieron continuar la obra en Navidad para evitar atascos en la zona

18.03.2016 | 01:30
Operarios trabajan para instalar la pasarela en O Seixedo durante diciembre.

El edil de Obras destaca que "lo importante" es que el paso elevado "ya está colocado"

El Concello ha perdido una subvención de 125.000 euros de la Xunta para instalar la pasarela peatonal en el área recreativa de O Seixedo por retrasarse en la ejecución de la obra. El coste total de los trabajos es de 350.000 euros, de los cuales el Concello debía aportar 225.000 euros inicialmente. Las obras acabaron en febrero, pero el convenio que firmaron la Axencia Galega de Infraestruturas y Arteixo para la subvención había caducado antes, con lo cual Arteixo se quedó sin los 125.000 euros de ayuda para este proyecto.

El concejal de Obras y Servicios, José Ramón Amado, alega que el Concello no pudo continuar con los trabajos porque la Dirección General de Tráfico (DGT) y la Xunta impidieron realizar cortes en la carretera para evitar atascos desde el 20 de diciembre con motivo de la campaña especial de tráfico de Navidad. El Concello debía ocupar un carril por sentido para instalar los pilares y las piezas centrales de la pasarela. Una vez acabado el periodo navideño el Ayuntamiento reanudó las obras. Durante varias noches cortó totalmente el vial que une la rotonda de Sabón con la autovía A-6 y la autopista AG-55.

El edil asegura que el Concello presentará un recurso ante la Xunta para intentar recuperar la subvención. José Ramón Amado explica que el Concello ya ha mantenido conversaciones con la Consellería de Infraestruturas y que sus sensaciones son "positivas". También explica que el Ayuntamiento de Arteixo intentará que se tramite un nuevo convenio.

El Concello desplazó cien metros la pasarela hasta O Seixedo porque era incompatible con la reforma que el Gobierno gallego realizó en la rotonda de Sabón para mejorar la fluidez del tráfico. El Ejecutivo gallego desmontó la pasarela en septiembre de 2013 y las piezas estuvieron en una parcela cercana a Sabón durante año y medio. José Ramón Amado explica que "lo importante es que la pasarela ya está colocada" y que no hay que hacer más trabajos en el paso elevado. El final de las obras de la pasarela no implica que vaya a estar abierta, ya que el Concello debe construir un nuevo acceso desde el lado de Vilarrodís. En los presupuestos de este año, que el Ayuntamiento llevará a pleno hoy, aparece una partida de 100.000 euros para construir este camino y un parque.

El coste de construcción de la pasarela en 2007, con Manuel Pose (PP) de alcalde, rondó los 800.000 euros. El paso elevado se abrió al público a cinco meses de las elecciones municipales que se celebraron ese año.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine