ARTEIXO

El Concello exige a la Xunta personal propio para el nuevo centro de salud de Vilarrodís

La Xunta analiza los usuarios potenciales del ambulatorio y la plantilla que necesitará para funcionar - El BNG denuncia que se dividirá la plantilla del consultorio de Arteixo

01.04.2016 | 02:12
El alcalde, la interventora y los concejales de la oposición durante un pleno.

La Corporación local de Arteixo aprobó ayer exigir al Sergas y a la Consellería de Sanidade que cubran las plazas del centro de salud de Vilarrodís (aún en construcción) con nuevas plazas de médicos y que no traslade al personal del centro de Arteixo. El BNG presentó esta petición, que apoyaron todos los grupos de la Corporación.

El pleno también acordó solicitar al Sergas que informe de los servicios con los que contará el nuevo centro para esta manera poder proponer mejoras. El alcalde, Carlos Calvelo, aseguró que esta es "una reivindicación" del Gobierno local y anunció que dos facultativos del centro de salud de Arteixo han solicitado el traslado a las instalaciones de Vilarrodís.

La Xunta asegura que trabaja en la organización de la plantilla con la que contará el futuro centro de salud de Vilarrodís y que analiza el número de pacientes que se trasladará desde el centro de salud de Arteixo. También ofrece la "garantía absoluta" de atención a los vecinos de todo el municipio.

El BNG denuncia con la moción que aprobó el pleno ayer que la Xunta pretende cubrir el personal del nuevo centro de salud de Vilarrodís con médicos del ambulatorio de Arteixo. "No se van a crear plazas nuevas", criticó la portavoz nacionalista, Silvia Seixas. El PSOE denunció que el servicio de atención sanitaria en Arteixo está en "peor" situación que hace años. El portavoz socialista, Martín Seco, explicó que hace poco tuvo que acudir a las urgencias del centro de salud arteixán y que no había médico. "Había salido con la ambulancia a atender a un paciente", indicó. La edil de Servicios Sociales, Inés Ramos, señaló que el Ejecutivo municipal luchará para "dotar de medios" al centro de Vilarrodís.

Pese al acuerdo unánime el debate en este punto se acaloró. La edil del BNG, Silvia Seixas, dudó del "interés" del Gobierno local para ejecutar este acuerdo plenario y el alcalde, Carlos Calvelo, pidió "cautela" a la oposición porque el nuevo centro médico está en construcción. Y recordó que el centro de salud de Vilarrodís se empezó a construir con el PP en la Xunta. El regidor además recordó que la nueva instalación dará servicio a 4.800 usuarios. "Se van usuarios de Arteixo", destacó el alcalde.

La Corporación también aprobó por unanimidad estudiar la creación de una nueva ordenanza que posibilite bonificar al 95% el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) para elementos relacionados con la actividad ganadera o agrícola (situados en suelo rural o rústico) tras el anuncio del Gobierno central de que cobrará la contribución por estructuras como hórreos, invernaderos y galpones. El concejal de Servicios Económicos, José Baldomero, explicó que el Concello tiene la posibilidad de acogerse a la Ley Reguladora de Haciendas Locales para aplicar un artículo que permite establecer una bonificación de hasta el 95% del impuesto en los cuales se desarrollen actividades económicas que sean declaradas de especial interés.

El Concello aprobó pedir al Gobierno central una moratoria sobre la aplicación de esta medida en el rural al "no tener desarrollado suficientemente las peculiaridades y la idiosincracia de los concellos de Galicia", según recoge el texto de la moción aprobada por los cuatro grupos de la Corporación.

El concejal de Obras y Servicios, José Ramón Amado, anunció en el pleno que el Gobierno local intentará evitar que se produzcan nuevos desprendimientos en Suevos. El edil explicó que el Gobierno local negociará con los propietarios de los terrenos que limitan con las carreteras de esta parroquia para mejorar la seguridad de los taludes. Y si no el Ayuntamiento expropiará. "Ayer (miércoles) tuvimos dos desprendimientos por la lluvia", afirmó Amado. El concejal hizo este anuncio después de que TeGa presentase un ruego en el que instaba al Ejecutivo municipal a mejorar la seguridad de los taludes después de que se produjeran varios desprendimientos en los últimos días.

Otra de las peticiones que realizó la oposición ayer fue sobre el castro de Pastoriza. El BNG preguntó por las medidas que piensa tomar el Gobierno local tras conocer que el castro ha quedado destruido parcialmente tras realizarse una plantación de eucaliptos. "El Concello mira para otro lado en temas de patrimonio", denunció el concejal nacionalista Xurxo Couto. El alcalde, Carlos Calvelo, explicó que la plantación se hizo "en la zona de protección" y que no afectó a los elementos propios del castro. "Actuaron sin permiso. No fue una actuación correcta", señaló Calvelo. El edil de Obras aseguró que el Ayuntamiento no dio ningún permiso. Otro de los puntos del pleno fue la aprobación del inventario de bienes, que estará a disposición de los vecinos en la página web del Concello tras el periodo de alegaciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine