OLEIROS

Don Manuel, el cura al que todos homenajean

Celebraron sus bodas de plata como cura en el 91, su jubilación en 2009, su nombre al paseo marítimo en 2012 y este sábado sus bodas de oro

08.04.2016 | 19:52
El párroco, al poco de llegar a Mera en 1966, apoyado en un Ondine.

Ha dejado una huella imborrable en los alumnos de religión y de catequesis y en sus feligreses a lo largo de estos 50 años de labor pastoral en Serantes y Maianca. Entidades vecinales, culturales y deportivas de estas parroquias le organizan un homenaje por sus bodas de oro al párroco Manuel Rial

"¿Virtudes? Las tiene todas. Le recuerdo con la sotana arremangada jugando al fútbol con los niños, les compró equipación a todos y un balón de reglamento, organizaba excursiones, meriendas, y todo salía de su bolsillo. Con los mayores igual, totalmente entregado a los demás, siempre podías disponer de él a cualquier hora. Es una de esas personas especiales", destaca Lucía Ramallo de la comisión de fiestas de Santa Ana, al referirse a Manuel Rial Souto, el párroco emérito de Mera que ha cumplido 50 años de labor pastoral. Entidades vecinales, culturales y deportivas de las parroquias de Maianca y Serantes le han organizado un homenaje con motivo de este aniversario que tiene lugar este sábado día 9 con una misa solemne en la iglesia de Serantes a las 13.00 horas y una comida a las 14.30 en el restaurante de O Carballo.

Manuel Rial, don Manuel como le llaman todos, no para de recibir homenajes. En 1991 le organizaron uno por sus bodas de plata como sacerdote y en 2009 compañeros y feligreses le prepararon otro acto en su honor con motivo de su jubilación a los 70 años tras 43 de labor en favor de los vecinos. Sus antiguos alumnos de Religión también le hicieron entonces otro homenaje con este motivo.

Su trayectoria ha convencido incluso al alcalde, Ángel García Seoane, que siempre ha destacado que no es creyente, pero que apoyó la iniciativa de varios colectivos y asociaciones para que, en 2012, se le pusiese el nombre del sacerdote al paseo marítimo de Mera.

Don Manuel nació en Santa Comba y se ordenó sacerdote en 1962. Tras tres años en la parroquia de San Jorge en A Coruña llegó a Mera en 1966, donde permaneció hasta su jubilación en 2009. Dio clases de religión en la Iglesia y en los colegios (primero en unitarias y luego en el centro educativo Luis Seoane de Canide, además del instituto de Sada). Apasionado de la música, también formó coros de niños, organizó actividades musicales y teatrales y cofundó la Coral Polifónica de Mera, en la que aún hoy canta, como tenor.

"Es un hombre muy querido por todos, se dedicó mucho a la parroquia, hizo la iglesia de Serantes y la pastoral. Fue párroco de Maianca. Muchos de los que fuimos a sus clases después nos convertimos en catequistas, por lo que la labor de don Manuel continúa", manifestó Nina Barros, presidenta de la Coral, con motivo del homenajea el cura en 2009.

"Cuando Bertín Osborne hizo el programa de Menudas Estrellas en la tele, don Manuel ya hacía años que lo había hecho, organizaba concursos de canción en playback con los niños disfrazados y después daban un pincho. Es un hombre aún hoy muy activo, le encanta conversar, siempre está abierto a todo el mundo, es genero, nada ostentoso...", destaca Lucía Ramallo.

Manuel Rial, de 76 años, a pesar de estar jubilado sigue oficiando algunas misas y funerales, colabora con el titular de la parroquia, Andrés López, y sigue residiendo en Mera donde pasea y charla con los vecinos. Es el otro emérito, además de Benedicto XVI.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine