BETANZOS

La Justicia condena otra vez a Betanzos por el despido improcedente de una trabajadora

El Ejecutivo local optará por indemnizar a la denunciante en lugar de readmitirla - El comité de empresa critica la privatización del servicio

12.04.2016 | 02:37
Protesta de los empleados contra los despidos, en julio de 2015.

Nuevo varapalo al Concello de Betanzos por su política de personal. La Justicia ha dado la razón a otra de las trabajadoras de la limpieza y ordena al Ayuntamiento a readmitirla o indemnizarla. El Ejecutivo municipal ya avanza que hará lo mismo que en el anterior caso, es decir, optará por indemnizar a la trabajadora en lugar de incorporarla a la plantilla.

El sindicato mayoritario del comité de empresa, la CIG, critica la actuación del Gobierno local, al que acusa de prescindir de empleados públicos y privatizar el servicio de limpieza. "Entre escoger tener dos trabajadoras de limpieza o privatizar, el gobierno que se denomina socialista ha escogido privatizar", censuraba ayer la CIG.

El sindicato recuerda que ya es el décimo pleito en materia de personal que el Concello pierde en cuatro años y se pregunta los motivos por los que sí accedió a readmitir al personal del Grumir y no hace ahora lo mismo con las empleadas de la limpieza. Su portavoz, Silvia Muíño, se muestra sorprendida además por la negativa del Ejecutivo municipal a reincorporar a las trabajadoras al tiempo que prevé convocar una plaza temporal de patrón de embarcaciones que no figura en la Relación de Puestos de Trabajo. Desde el sindicato recuerdan que en julio de 2015 el pleno aprobó por unanimidad la propuesta conjunta de Betanzos Novo, BNG y CxG de mantener la gestión directa del servicio de limpieza y de velar porque el personal realice s labor en unas "condiciones dignas".

Consultado ayer sobre este asunto, el concejal de Personal, Diego Fernández, sostuvo que el Ejecutivo adoptó la decisión de no readmitir a las trabajadoras de limpieza por "indicaciones jurídicas". El edil apeló a las nuevas restricciones del Estado en materia de personal, que impiden a los ayuntamientos crear nuevas plazas salvo casos excepcionales.

Diego Fernández argumentó que el caso del patrón de embarcaciones es un puesto temporal que permite al Concello acogerse a esa excepcionalidad. "Nosotros contratamos cuando nos lo permite la legislación, que aclare la CIG si quiere contratación pública o no", replica el concejal, que recalca que las nuevas listas de sustitución se utilizan siempre que hay que cubrir algunas vacantes. El edil admite que actualmente una empresa realiza la limpieza de parte de los edificios públicos, pero no se pronuncia sobre la posibilidad de readmitir y reubicar a las trabajadoras despedidas a las que ha dado la razón la Justicia. "Seguimos las indicaciones jurídicas", insiste el concejal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine