MIÑO

Miño da marcha atrás y solo asumirá ahora el pago del 50% de la deuda principal de Fadesa

Elevará a pleno un plan de ajuste de solo 6 millones tras no lograr ampliar el plazo n El interventor avisó hace meses de que un préstamo de 12 conllevaría medidas "dolorosas"

13.04.2016 | 13:19
Miño da marcha atrás y solo asumirá ahora el pago del 50% de la deuda principal de Fadesa

Propondrá renunciar a la mitad del préstamo si los jueces aceptan el plan de pagos

Nueva vuelta de tuerca en el caso Fadesa. El Gobierno local convocó ayer a los medios a una rueda de prensa para informar del plan de pagos y el económico-financiero que aprobará el pleno próximamente y que garantice la devolución del préstamo concedido por el Estado para el pago a los expropiados. Las cifras cambian una vez más.

El pleno aprobó en julio de 2015 solicitar un préstamo para pagar seis de los 21 millones pendientes. El Concello elevó en diciembre a 12,5 millones la operación de crédito para cubrir la deuda principal y evitar que se siguiesen generando intereses. Ahora da un paso atrás y presentará un plan de pagos y de ajuste que contempla solo el desembolso de seis de los 12 millones de deuda principal (la total, con intereses, asciende a 21). El alcalde, Ricardo Sánchez negó hace una semana a este diario la posibilidad de este cambio.

El Ejecutivo justificó ayer este paso atrás en la necesidad de evitar una subida de impuestos "salvaje" y de garantizar los servicios del Concello, que se verían "seriamente comprometidos" de aceptar un crédito de 12,5 millones a devolver en 10 años, como ya había advertido desde el principio el interventor, que recomendó siempre aceptar solo seis millones para evitar tener que adoptar "medidas muy dolorosas".

Aunque el plan de pagos y el económico financiero que el Gobierno local elevará a pleno la próxima semana solo recoge el desembolso de 6 de los 12,5 millones del crédito, el Ejecutivo todavía no dispone de garantías de poder devolver la mitad del crédito. El alcalde, Ricardo Sánchez, explicó que "el plan propone pagar el 50% de la deuda principal y luego se verá la posibilidad de más pagos en el horizonte de 10 años". A consulta de los medios sobre si eso quería decir que el Concello renunciaba a la mitad del préstamo del Estado, el Gobierno local asintió, pero con matices. "Tiene que aceptarlo el juzgado", explicó el concejal de Hacienda, Agustín Andrés, que admitió que su intención ese esa, pero que está supeditado a la autorización del juzgado.

El Concello tampoco aclaró qué pasaría si el TSXG rechaza ahora este plan de pagos dado que el Ayuntamiento ya había remitido un oficio el pasado 9 de febrero para comunicarle que había obtenido un préstamo por importe de 12,5 millones y que preveía comenzar a despachar los pagos el pasado marzo.

El Ejecutivo justificó ayer este cambio de rumbo en el fracaso de sus intentos de conseguir una ampliación del plazo de devolución del préstamo. "Lo intentamos hasta el último momento, pero la situación en Madrid ahora es la que es. No podemos meternos en un callejón sin salida ni ir en contra de los intereses generales de todos los vecinos", argumentó Ricardo Sánchez, que incidió en que, de aceptar los 12,5 millones, se verían obligados a una subida "salvaje" de impuestos y a renunciar a servicios como la escuela infantil y a despedir personal.

La decisión del Gobierno local ha cogido con el pie cambiado a la oposición, que criticó ayer la "improvisación" en un asunto crucial para el futuro de Miño. El portavoz del PSOE, Manuel V. Faraldo, recordó que el interventor municipal ya había advertido en julio de que los 12 millones obligarían a adoptar medidas muy duras. Los socialistas acusan al Ejecutivo de actuar "a la ligera" con un asunto de suma gravedad y cuestiona que los jueces acepten ahora el cambio.

Los expropiados no habían sido informados ayer de este cambio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine